Opinión

Chapo en fuga

 
1
 

 

Chapo. (Eladio Ortiz)

Gil asegura con la mano en el corazón que el Chapo Guzmán no se encuentra en el amplísimo estudio, dicho lo cual quedan miles de lugares donde podría estar el jefe del Cártel de Sinaloa. Un salón de belleza, hoyos fonquis, hoteles de lujo, playas del Caribe, un departamento de la colonia Roma, un piso en Cancún, dos casas en Chihuahua, en fon.

Lo cierto es que mientras el presidente Peña Nieto se preparaba para cumplir con un exitoso papel diplomático en Francia, El Chapo se fugó de la cárcel de archiseguridad del Altiplano. 31 custodios declaran en la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada. La PGR expuso que peritos y agentes trabajan en la boca del túnel por el cual se evadió El Chapo. Caracho, no somos nada.

Se le busca al Chapo por cielo, mar y tierra. Los militares custodian el Aeropuerto Internacional, se vigilan las fronteras, corporaciones policíacas de Morelos, Michoacán, Guerrero, Hidalgo, Guanajuato, Tlaxcala, Querétaro patrullan carreteras. Gil podría enumerar aquí todos los estados de la República y todas las colonias de la ciudad de México y todas las casas y en fon, el hecho definitivo es que ha sido imposible mantener en prisión al narcotraficante número uno de México. ¿Saben qué? Ustedes hacen muy mal su trabajo. ¿Quiénes? Todos los que han intervenido en la seguridad de esa prisión corrompida por las redes del crimen organizado.

Afrenta
Desde París, el presidente Peña Nieto dijo que se encontraba indignado y consternado por la fuga del Chapo. Mon Dieu! “En tanto, mantendremos aquí esta visita histórica que México hace a Francia para llevar inversiones a nuestro país”.

En los portales de los periódicos, Gamés vio la entrevista que León Krauze le hizo al presidente Peña en febrero de 2014, cuando atraparon al Chapo en Mazatlán. “Un delincuente que tiene que enfrentar a la justicia mexicana”, dijo el presidente. Krauze le dijo que el 70 por ciento de los mexicanos consideraba que el Chapo Guzmán volvería a fugarse de la cárcel. “Es una obligación del Estado mexicano. Sería verdaderamente imperdonable. Todos los días le pregunto al titular de gobernación: ¿lo tienes bien vigilado? Tenemos que asegurar que la fuga ocurrida en el pasado no vuelva a ocurrir”. En el amplísimo estudio se escuchó un lamento tremendo: ay mis hijoos fugaadoos.

Gilga no quisiera ponerse pesado, pero el presidente tuvo y tiene razón: sería imperdonable que el Chapo se fugara. Y se fugó. Con la pena, pero por segunda vez el Chapo se ha fugado de una cárcel de alta seguridad que ni es tan alta ni tan de seguridad. Y en el caso de que el presidente le preguntara a su secretario de Gobernación acerca del reo, algo salió mal, muy mal. Se trata, en realidad, de una cárcel desde la cual se puede hacer un túnel de un kilómetro y medio. Aigoeei.

Medios
Gamés buscó una ventana al mundo. Lo que encontró no lo asustó, pero no dejó de darle un escalofrío. El País, El Clarín, The Washington Post, Le Monde, The Gardian dieron la noticia y trapearon con la reputación mexicana. La evasión del narcotraficante empezó el día en que entró a prisión en febrero del año 2014. Háganme un túnel de buen tamaño, ¿entendido?

Nunca como en este caso la paparruchada ha sido tan útil: nadie podría evadirse de la cárcel del Altiplano sin una extensa red de complicidades más allá de la prisión. Por cierto, el exprocurador Macedo de la Concha declaró con un gran sexto sentido que la fuga del Chapo es resultado de la corrupción y la impunidad. ¡Uff!, qué revelación, caramba, no siempre se lee una declaración de esta envergadura (ya, no empiecen): “Debemos seguir adelante, como siempre he dicho, con este cáncer que ya ha corroído al Estado mexicano”. A Macedo de la Concha lo habían condecorado con la medalla Manuel Crecencio Rejón durante la celebración del día del abogado. Caracho, Macedo tan contento con su medalla y de pronto le recuerdan que a él se le escapó el Chapo por primera vez. Mala pata.

La máxima de Saint-Exupery espetó dentro del ático de las frases célebres: “La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:

Teatro ciego
Populismo a la carta
Sin amenazas