Opinión

Chacoteo que (tristemente) no pasa de moda

Que de los militares que entraron a la Universidad Autónoma de Coahuila la semana pasada dizque ‘para identificar a estudiantes y profesores que participaron en las manifestaciones de protesta por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, se dice como se decía en 1968: ¡Qué orgullo para las madres de ese regimiento militar, que sus hijos ya entraron a la Universidad!..

Parece que no aprendemos

Esto no fue todo. Los detenidos del 20 de noviembre que ya están liberados dieron testimonio y coinciden:

‘Nos golpearon a patadas, con macana y con los escudos. Nos arrastraron hacia Palacio Nacional. Ahí nos entregaron a otras policías. Había militares que nos amenazaron...’

¡Tssss!, reflexionan. Este retroceso a los 60 y 70 ¡no se la merecen las nuevas generaciones..!, justamente a ellos les prometieron el oro y el moro, que este nuevo gobierno iba a ser como un día de campo (¡de concentración!) y como en Marieta, ‘sólo les dan palos’…

Quien verdaderamente los entiende

La demanda de ‘vivos se los llevaron, vivos los queremos’ es justo el reclamo que deben mantener, lo que corresponde a esta etapa, sostuvo la dirigente histórica de las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, Estela Carlotto. “Nosotras enarbolamos por años esa consigna; es una postura política correcta”.

Esta mujer no cesó de buscar a su nieto Guido –o Ignacio Hurban, el nombre que le fue dado por sus padres no biológicos– durante 36 años, después de la desaparición forzada y asesinato de su hija Laura durante la dictadura militar.

Doña Estela dio esperanza a cuatro madres y padres del grupo de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Bueh, meditan, ¡y miren quien se los dice!, alguien que en carne propia los comprende y entiende…

Sugerencia


Al menos seis templos católicos de Saltillo, Coahuila, cerraron sus puertas el domingo y los sacerdotes celebraron misa en el exterior, en protesta por la falta de resultados del gobierno federal en la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero.

Además del cierre de los templos, en la barda exterior de la catedral de Santiago se colocaron pancartas con frases alusivas a la desaparición de los estudiantes. En tanto, la pastoral social de la diócesis de Saltillo exigió la aparición con vida de los 43 normalistas, en una acción sin dilaciones, y demandó cambios de fondo en materia de seguridad.

Pues como sugerencia a todas las diócesis del país, que todas las iglesias tañen sus campanas a la misma hora y repiquen simultáneamente, ¡para que Papa Francisco vea que México está en movimiento…!

Así estamos, ¡y apenas iniciamos el tercero!

Dicen que Enrique Peña Nieto llega a su tercer año en la Presidencia de la República de esta forma:

Con la vergüenza que sufre el país por los hechos de Iguala, según dijo el rector de la UNAM, José Narro.

Por su parte, Arturo Zaldívar, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, planteó que México vive un momento aciago, de zozobra y desesperanza.

Formuladas esas expresiones por quienes representan al más importante centro de educación superior, y al máximo tribunal del país, se resume también cómo en pocas semanas se revirtió la percepción sobre un gobierno cuyo titular presumía el dos de septiembre.

Ucha, pues sí, así es…, pero no hay que olvidar que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen…, y que EPN, con un margen de votos nada despreciable, vendió la idea de que los príistas “sí saben gobernar”…

¿No que todos?

Hoy, el presidente Enrique Peña Nieto iría a Guerrero. Incluso iría a Iguala, pero no acudirá.

Se había informado de dicha gira desde la semana pasada, hasta que la noche del lunes se informó de su cancelación definitiva.

¡Achis! ¿Pues no que ‘todos somos Ayotzinapa’? Y este lugar está en Guerrero…