Opinión

Certificaciones nuevas
a edificios

Claudia Olguín

Son varias ya las certificaciones que para fortuna de la responsabilidad con el medio ambiente, se aplican a las edificaciones de las principales ciudades del país.

Hemos comentado aquí lo que ha avanzado en los últimos años el US Green Building Council con las diferentes categorías del Leadership in Energy & Environmental Design (LEED). Ha transformado los parámetros de construcción impactando a manera de tendencia la estrategia de desarrolladores que construyen la nueva era de los rascacielos en corredores clave como Reforma y Santa Fe, en el Distrito Federal.

Pero es un hecho, que la responsabilidad ambiental ha detonado otras opciones. Una de ellas es lo que realizará Cemex, que extenderá el alcance de su sello de sustentabilidad global EcoperandoTM para distinguir a los proyectos de construcción que demuestren características sustentables especiales.

Esta certificación acredita proyectos en sus fases de diseño, construcción, y/o operación, con criterios sustentables y desempeño por encima del estándar del mercado. Por medio del mismo, la cementera reconoce proyectos que ahorran energía, agua y reducen el impacto ambiental asociado con el proceso de edificación.

La metodología del certificado incorpora criterios internacionales reconocidos para evaluar las características y desempeño de los edificios en eficiencia energética y diseño sustentable.

En el primer caso, toma en cuenta el parámetro de la Sociedad Americana de Ingenieros en Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE por sus siglas en inglés) que establece requerimientos mínimos para el diseño eficiente, en términos de energía de los edificios.

Mientras que en materia del diseño sustentable considera la reducción del efecto isla de calor y soluciones innovadoras sustentables como la generación de energía renovable, entre otras.

Se trata además de una iniciativa global que de manera piloto se instrumentó en México y se incorporará en todos los países donde Cemex, opera, con adaptaciones locales mínimas para hacerla relevante y de ayuda a todas las geografías.

Si bien la certificación no sustituirá lo ya mencionado en materia de LEED o BREEAM, sí vendrá a complementar el uso generalizado de las prácticas sustentables en la industria de la construcción.
Irregularidades en obra de la Delegación Tlalpan

Es un tema recurrente. Ahora toca a la delegación Tlalpan liderada por Maricela Contreras Julián, quien debería poner mayor atención a las obras de construcción. En el número 55 de Zacatepec, en la colonia Toriello Guerra, se construye desde el año pasado un edificio que tendrá siete pisos, el cual no tiene permisos visibles de obra y ya afectó algunas de las casas aledañas.

El pasado 20 de diciembre, obreros de la construcción dañaron una propiedad contigua, al derramar cerca de media tonelada de cemento en la sala de la casa, causando un daño patrimonial de unos 600 mil pesos que los constructores se niegan a pagar.

Aunque los vecinos interpusieron un oficio ante la Dirección Jurídica y de Gobierno a cargo de Miguel Ángel Guerrero López, para demandar información sobre la construcción, resulta que los funcionarios no tenían conocimiento de la misma y mandaron a visitadores a checarla, pero el número no existía.

Situación similar está ocurriendo a los vecinos de una obra que se está edificando en el Callejón de Tetitla.