Opinión

¿Cercana la paz entre los palestinos e Israel?

07 noviembre 2016 5:0
 
1
 

 

Shimon Peres

La asistencia del Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas (MA), al funeral del expresidente de Israel y activo promotor del proceso de paz entre Israel y los palestinos, Shimon Peres, en Jerusalén el pasado 30 de septiembre, acompañado por cuatro dirigentes de la ANP, representó un inesperado gesto de buena voluntad hacia Israel. Al inicio del funeral MH y el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (BN), se saludaron de mano y posaron para una fotografía; ambos mandatarios no habían tenido conversaciones desde el 2010. Sin embargo, un número significativo de palestinos repudiaron el hecho de que MA estuviera presente en el funeral de Shimon Peres; ese día miles de palestinos salieron a las calles de la ciudad Cisjordania de Nablus, distante a 63 km al norte de Jerusalén, protestando violentamente contra MA, algunos iban armados. Asimismo, un grupo desconocido abrió fuego contra su casa en Ramala, Cisjordania, situada a 15 km al noroeste de Jerusalén, ciudad que es la sede de la Muqataa, el cuartel general de la ANP.

Los manifestantes tildaron a MH de traidor y espía de Israel, lo llamaron “MH el judío”. También en las redes sociales fue atacado duramente; en una viñeta que se difundió se le ridiculizó retratándolo como rabino vestido con un uniforme del Ejército de Israel, la cabeza cubierta con una Kipa (solideo) llorando junto a la tumba de Shimon Peres. Las protestas se extendieron a los campos de refugiados palestinos de la Margen Occidental, la Franja de Gaza y a países árabes vecinos.

Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza donde viven 1.8 millones de palestinos y, en su Carta de Fundación propugna por la desaparición de Israel, fue parte activa para alentar a los palestinos de Cisjordania para que se manifestaran contra MA con quien enfrentan una lucha por el poder. En este ámbito, en el 2007, un año después de que Hamas ganara las elecciones palestinas en Gaza, se desató una guerra civil entre las fuerzas de MH y las de Hamas. Los conflictos entre ambas partes persisten hasta la fecha a pesar de que en el 2014 firmaron un acuerdo para formar un Gobierno de Unidad, que solo quedó plasmado en el papel y que causó la interrupción unilateral por parte de Israel de las negociaciones de paz con los palestinos. Israel demandó que la ANP decidiera si iba a negociar con el Estado judío o con Hamas.

Los palestinos habían anunciado que el 16 de octubre del 2016 se realizarían las elecciones parlamentarias; no obstante, el partido Fatah que gobierna la Margen Occidental y Hamas no lograron los términos de las elecciones y estas “quedaron en el aire”.

Cabe destacar que en el contexto del funeral de Shimon Peres, también funcionarios de alto nivel de su administración expresaron su descontento por la asistencia de este último al funeral; destaca que el Coordinador Militar de la ANP, Osama Mansur, fue detenido en Nablus y suspendido de su puesto por los comentarios que hizo en su página de Facebook criticando a MH.

La administración de MA ha intentado contrarrestar las protestas palestinas organizando marchas en defensa de este último; no obstante, no ha logrado calmar las recriminaciones contra MA, por contra, se piensa que se van a recrudecer dado que MA en 11 años en el poder, (inició su gestión en el 2005 y legalmente debió renovarse en el 2009) ha perdido el apoyo total de la población por haber establecido un régimen dictatorial y corrupto que ha coartado las libertades de la gente y que ha deteriorado severamente su nivel de vida. Existe molestia entre los palestinos por MA se aferra al poder y no abre el camino a nuevos líderes.

MA debió haber previsto que habría una reacción violenta de los palestinos por su asistencia al funeral en Jerusalén, ciudad que reclaman como su capital. En este sentido, Khaled Abu Toameh (KAT); periodista árabe israelí que reside en Jerusalén y escribe para el Jerusalem Post, expresó “que MA recibió una dosis de su propia medicina” ya que él ha desatado “un maremoto de odio contra Israel”, él y sus líderes lo han difundido en los medios, en las mezquitas, en las escuelas y en sus discursos públicos.

KAT consigna que MA ha transmitido a la población palestina que los judíos son criminales de guerra y que deben ser juzgados en un Tribunal Penal Internacional; igualmente les ha hecho creer “que los judíos están profanando con sus pies sucios los lugares sagrados del Islam en Jerusalén”. MA ha acusado a Israel de llevar a cabo una limpieza étnica y de ejecuciones extrajudiciales de palestinos y de haber envenenado a su predecesor, Yaser Arafat.

En general, la ANP no tolera que los palestinos tengan acercamientos amistosos con los israelíes; en este sentido en la reciente celebración de la festividad judía de Sucot (fiesta de las cabañas), 30 palestinos de los pueblos vecinos de Efrat, asentamiento israelí en Cisjordania (al sur de Jerusalén entre las ciudades de Belén y Hebrón), acudieron como invitados del alcalde a esa población, localizada en el conjunto de asentamientos llamado Gush Etzion, donde residen más de diez mil personas, la mayoría sionistas religiosos; en el evento festivo fueron detenidos 4 palestinos “por convivir con judíos en su cabaña y por apoyar las relaciones de vecindad con los israelíes”. La detención de los palestinos generó presiones políticas a la AP quien finalmente los liberó. El odio contra los judíos y contra Israel que durante décadas han promovido los palestinos ha contaminado a la ONU y sus instituciones, en la que predomina la membrecía de naciones árabes con población mayoritaria musulmana. En este ámbito, impulsaron una iniciativa en la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO), en la cual “Palestina” fue reconocida como miembro desde el 2011; apoyada por Egipto, Argelia, Marruecos, Líbano, Omán, Qatar y Sudan y que el 13 de octubre pasado expidió una resolución a través de la cual la Mezquita de Al Aqsa, en el Monte del Templo de Jerusalén, se define como un sitio único del Islam; también el Muro Occidental (Kotel) junto a las tumbas de los patriarcas, en la ciudad de Hebrón y la tumba de la matriarca Raquel, en Belén, deben ser retirados de la lista de lugares sagrados del pueblo judío. Los sitios sagrados del Cristianismo también quedan excluidos.

La resolución del 13 de octubre de la Unesco fue confirmada por el Ejecutivo de esa Organización días después; fue calificada como una afrenta a la inteligencia humana, provocó una condena vehemente en Israel, del propio director de la Unesco y de varios líderes del mundo. Banki-Moon, Secretario General de la ONU, criticó cualquier intento de desligar a el judaísmo del Templo de Jerusalén y subrayó la importancia de los lugares sagrados de Jerusalén para judíos, musulmanes y cristianos.

BN señaló que la declaración del organismo “le hizo perder la poca legitimidad que le quedaba”; añadió que “decir que Israel no tiene ningún vínculo con el Monte del Templo es como decir que China no esta ligada a la Gran Muralla o que Egipto no tiene conexión con las Pirámides”. BN acusó a la Unesco de convertirse en un teatro de lo absurdo, “que trata de borrar cualquier huella de la presencia judía en Tierra Santa en los últimos 3 mil años”.

En este marco, el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco aprobó una nueva resolución el 18 de octubre que ignora los lazos judíos y cristianos con el Monte del Templo. Diez estados votaron a favor (países con mayoría musulmana) 2 se opusieron y 8 se abstuvieron; se necesitaban 8 votos para que pasara la resolución. Fue una decisión politizada que ignoró hechos históricos y la neutralidad que por definición hubiera debido mostrar la ONU.

La resolución de la Unesco, en la que estuvo entre bambalinas MA, confirma que este no es un interlocutor confiable en las negociaciones de paz con los palestinos; por lo demás, los días de MA en el poder están contados por su edad (81 años) y por el rechazo de los palestinos a que siga siendo su líder. Sin embargo, no hay seguridad de que un nuevo Presidente de la ANP, quiera o pueda conducir una negociación de paz con Israel, dado el odio que MA logró enraizar en sus gobernados.

también te puede interesar:

Genocidio en el Medio Oriente

Desbordado el flujo de migrantes a Europa

Catastrófica guerra en Siria