Opinión

Cemex, primer trimestre entero sin Zambrano

Los siguientes días serán clave para Rogelio Zambrano Lozano y Fernando González Olivieri, los nuevos presidente y director general de Cemex, respectivamente. ¿La razón? El día de ayer terminó el tercer trimestre del año. Es el primer trimestre entero que esta empresa reportará resultados bajo la batuta de ellos, ya sin Lorenzo Zambrano a la cabeza, quien murió en mayo pasado, mientras transcurría el segundo trimestre.

Hasta el reporte trimestral del segundo trimestre de 2014 todo era Lorenzo Zambrano. Pero a partir del informe que se emitirá en unos días, con los resultados obtenidos al cierre de ayer, todo será responsabilidad de Rogelio y Fernando.

El año pasado Cemex vendió, de julio a septiembre, 17 millones de toneladas métricas de cemento; 14 millones 665 mil toneladas de concreto, y 44 millones de toneladas de agregados. En esa ocasión se registró un severo estancamiento, pues respecto del mismo trimestre de 2012 el crecimiento era nulo. La empresa facturó cuatro mil millones de dólares en esos tres meses, y reportó crecimiento de 3.0 por ciento (gracias a la mezcla de precios y a variaciones cambiarias). En aquel trimestre, el año pasado, la firma se dijo dolida por la baja en gasto de construcción del nuevo gobierno de Enrique Peña, que se encontraba en transición.

Esos son los datos que tendrán que superar Rogelio y Fernando; ambos tienen las ventajas de enfrentar un mayor dinamismo económico en general este 2014, y de que ha aparecido alguna recuperación en el sector de la construcción. Pero las cosas no pintan fáciles. Para el trimestre abril-junio (durante el cual falleció Lorenzo Zambrano), la empresa tuvo un magro crecimiento de 1.0 por ciento en volumen de cemento y una caída de 1.0 por ciento en volumen de concreto. En medio de esto, la firma ha atestiguado el fortalecimiento de su competencia, principalmente Cementos Fortaleza, la de Antonio Del Valle, que recién consolidó la operación que había compartido con Lafarge durante tres años.

Hasta el 30 de junio Cemex tenía una deuda total de 16 mil 569 millones de dólares, con un plazo de maduración promedio de 4.6 años. La empresa anunció ayer que obtuvo un crédito de mil 350 millones de dólares para refinanciar plazos y condiciones. De acuerdo con su último pronóstico, Rogelio y Fernando seguirían un camino inercial para Cemex durante 2014, con inversiones en capital de trabajo similares a las de 2013; con costos energéticos sin cambios y con pequeño crecimiento en volumen durante lo que resta de este año.

Próximamente veremos si, bajo la tutela entera de Rogelio y Fernando, esta empresa empieza un camino diferente. Datos completos de su gestión empezarán a fluir en cosa de días.

Twitter: @SOYCarlosMota