Opinión

CBRE, 2 décadas en México

Distintas son las etapas que han marcado la línea de tiempo de CBRE en México. Desde su nombre comercial, socios locales iniciales y distintas cabezas de equipo, este corporativo de servicios inmobiliarios llega esta semana a dos décadas de operación.

La última era, liderada por Lyman Daniels en la presidencia, ha sido decisiva para un mercado inmobiliario que vive una era de bonanza y grandes oportunidades.

CBRE, como se le conoce hoy, compite con otros jugadores como Newmark Grubb Mexico City, JLL (antes Jones Lang LaSalle), Cushman & Wakefield, Colliers International y Coldwell Banker Commercial México, entre otros las principales operaciones comerciales, de oficinas, industriales y turísticas del país.

Con 17 oficinas operadas por 434 empleados, CBRE cubre 17 estados del país y ha mantenido un ritmo anual de crecimiento de 20 años el último lustro.

A su board ha incorporado figuras clave como el mismo Daniels, que antes en la industria sentó las bases del fondo global Hines Interest en México y Pablo Yrizar con track record relevante en el mercado los últimos años.

Pero lo alcanzado hasta hoy por CBRE es resultado de las oportunidades que ha abierto el mercado inmobiliario, en particular lo que alentaron los capital market, la reforma energética, la conformación de clusters en el Bajío, el reacomodo de mercados inmobiliarios en la región, como Brasil y la boyante Colombia, este último país atrajo la celebración del capítulo latinoamericano del ICSC (International Council of Shopping Centers).

Ese escenario integral motivó desde el año pasado, la atención de multinacionales de la talla de Newmark Grubb Knight Frank que eligió a Alles Group para fundar desde México su expansión en América Latina y otros jugadores que pronto podrían anunciar la factibilidad de su operación con socios locales.

Sin duda, el negocio de los servicios inmobiliarios tiene mucho por escribir en su historia.

Constructoras no repuntan

Si bien, los servicios inmobiliarios están en un momento inmejorable, son semanas complejas para las empresas constructoras del país. No sólo dos gigantes están envueltos en el escándalo de la Línea 12 del metro, sino que no logran recuperar el ritmo de crecimiento de los últimos años.

En fecha reciente, el Inegi dio a conocer que las empresas constructoras perdieron 3.9 por ciento su valor de producción, básicamente por las caídas de rubros como los trabajos especializados, la edificación y las obras de ingeniería civil.

Es un asunto mayor si se considera el efecto multiplicador que tiene en la generación de fuentes de empleo. Ya en diciembre del año pasado la caída había sido de 2.5 por ciento.

Esa tendencia negativa se acentuó en proyectos relacionados con el petróleo y petroquímica, electricidad y comunicaciones, transporte y edificación.

En tanto las estadísticas de la construcción no reflejen el efecto del gasto público y privado en obras de infraestructura, este termómetro seguirá arrojando en los hechos números negativos.

JLL debate sobre turismo inmobiliario

Producto de los 700 millones de dólares que se invirtieron en el sector hotelero mexicano en 2013 y el incremento de 15 por ciento en el flujo previsto para este año, mañana la firma JLL discutirá con empresarios sobre las oportunidades de negocio en el sector.

Participan Arthur Adler, CEO de la región Americas-Nueva York en el área de Hotels Y Hospitality, así como otros miembros de la firma, entre ellos Pedro Azcué, chairman en Latinoamérica y Alfonso de Gortari, que aquí dirige el área de especialidad.

Correo:
colguin70@gmail.com

Twitter: @claudiaolguinmx