Opinión

Castillo de arena

Por más esfuerzos que hizo el comisionado Alfredo Castillo para que el conflicto de Iguala no trastocará la estrategia aplicada en Michoacán, no fue posible y ahora el estado que se había mantenido en aparente calma, volvió a las escenas de hace unos meses.

Ayer fueron bloqueadas las entradas a seis municipios del centro de Michoacán por supuestos “autodefensas’’ y “policías rurales’’ -que no son lo mismo pero son iguales- dijeron, por los hechos delictivos que volvieron a azotar al estado.

El argumento puede ser cierto, en parte, pero también tuvo que ver el hecho de que en el Senado ni el PRI ni el Verde Ecologista estuvieron de acuerdo en aprobar una amnistía a los “autodefensas’’, casi 400, que se encuentran sujetos a proceso penal.

Y tampoco puede descartarse la vinculación de estas manifestaciones con el cercano proceso electoral, en el que se cambiarán presidencias municipales, el Congreso local y el gobernador del estado.

Castillo ha ido minando paulatina pero consistentemente el imperio de Servando González, La Tuta, el único que falta por capturar, pero el descabezamiento de la organización no implica que sus vástagos no vayan creciendo.

Michoacán se puede volver a incendiar; Castillo lo sabe y sabe que tiene muchos enemigos, internos y externos.

Si el gobierno federal quiere que la estrategia en Michoacán funcione, tendrá que seguir apoyando a su comisionado, a menos que sienta que lejos de ser la solución es ahora parte del problema.

Pero en la evaluación, el gobierno federal debe tener bien claro que los bloqueos de ayer no fueron ni espontáneos ni de ciudadanos comunes, lo cual complica sustancialmente el escenario.

* * * *
A marchas forzadas sesionaban ayer los senadores para aprobar, en el antepenúltimo día de sesiones, por lo menos tres de los seis temas que decidieron colocar en la agenda hace dos semanas:

La elección de los fiscales anticorrupción y de delitos electorales; la modificación a la Ley de Salarios Mínimos, la Ley del DF, el cambio de PGR a Fiscalía General y la Ley de Obra Pública.

Hasta el cierre de este espacio, los partidos habían llegado a un consenso en torno a la ley de salarios mínimos con la que se desindexa esta remuneración de multas y recargos, en la Ley de Obra Pública y en la ley para crear una comisión bicameral para supervisar la contratación de deuda en los estados.

En el tema de los fiscales no había acuerdo por lo que seguramente habrá que esperar al inicio del próximo periodo ordinario.

Tampoco existe acuerdo en la Ley del DF, sobre todo porque no se ha llegado al consenso si es que debe haber dos asambleas legislativas, una que redacte la Constitución local y otra que legisle.

Se esperaba una larga sesión.

* * * *
El presidente Peña estará hoy en la antigua sede del Senado, en Xiconténcatl, para atestiguar la entrega de la medalla Belisario Domínguez.

La medalla fue concedida al poeta Eraclio Zepeda, luego de que al interior del PRD no pudieron respaldar el nombramiento de su primera propuesta, Ifigenia Martínez, que seguramente no tendrá otra oportunidad de obtener el máximo galardón que puede recibir un ciudadano mexicano.

Twitter: @adriantrejo