Opinión

Carta abierta al presidente de Estados Unidos de América

10 febrero 2014 5:3 Última actualización 01 agosto 2013 5:32

 
Juan Federico Arriola
 
 
“Cuando doy pan a los pobres me llaman santo, cuando pregunto por qué hay hambre me llaman comunista.”
Hélder Cámara

Distinguido licenciado Obama, Presidente de Estados Unidos de América:



Soy un ciudadano mexicano, muy crítico de las acciones de los últimos ocho gobiernos estadounidenses, incluido el de usted, en tanto han perjudicado a mi país y también al mundo.
 
 
El imperialismo estadounidense ha sido negativo para los derechos humanos y la paz mundial. Evidentemente eso no me ubica con la vieja Unión Soviética y la pervertida revolución cubana que fue expropiada por los dictadores Castro (represores, criminales, mentirosos, Fidel ha tenido el descaro de afirmar que en Cuba bajo su gobierno jamás se ha torturado a alguien) y menos aún con los terroristas de cualquier denominación, origen o pretensión.
 
Nadie como John Kennedy ha tenido el carisma que le permitió ser aclamado en Berlín, París, Viena, Ciudad de México, etcétera.
 
 
Nadie como la elegante, bella y culta Jacqueline Bouvier de Kennedy ha ocupado la Casa Blanca. Kennedy no creía en la paz americana. ¿Usted como miembro del partido demócrata cree en la farsa de las conclusiones de la Comisión Warren sobre el homicidio-complot-golpe de Estado contra el gobierno de Kennedy? ¿No cree usted que el grupo de extrema de derecha que preparó el crimen contra Kennedy que se asumió como berlinés (Ich bin ein Berliner) en junio de 1963, fue el que encumbró a Reagan, y al clan terrible de los Bush que utilizaron todos los medios legales e ilegales para sus aventuras bélicas? ¿Qué opina de la legalización de la tortura en el campo de concentración de Guantánamo que usted prometió cerrar y que los factores reales de poder se lo impidieron?
 
 

No cumplir con promesas electorales se llama mister Obama, demagogia, en la que históricamente los gobernantes mexicanos han sido campeones.
 
 
¿Por qué usted no ha ayudado a México en frenar el tráfico de armas que cruzan a la frontera sur? ¿Por qué no destituyó al procurador Holder por el escándalo de la operación 'rápido y furioso'?
 
 
Esta operación fue violatoria de los derechos humanos, de la soberanía de México y de la cooperación entre su país y México.
 
 
Estados Unidos es un país reprobado en derechos humanos.
 

Aún aplica la pena de muerte de manera regular. Su país es junto con China, Arabia Saudita, Iraq e Irán, los Estados que más aplican este terrible castigo. So pretexto de combatir el terrorismo, Estados Unidos ha caído en prácticas de terrorismo de Estado y usted lo sabe.
 
 
¿Por qué su gobierno se espanta del espionaje internacional, si Estados Unidos desde hace más de medio siglo se ha dedicado a espiar a enemigos y a aliados?
 
 

Nixon cayó por el escándalo de Watergate y ¿usted está consciente de que puede caer por el espionaje que ha hecho su gobierno contra otros países y por supuesto contra el mío?
 
 

Tengo claro que entre México y Estados Unidos no puede haber Tratado de Schengen o Tratado de Maastricht. Es tan injusto el tratamiento de su país con el mío, que los empresarios mexicanos pueden exportar libremente sus mercancías en el marco de NAFTA a Estados Unidos y Canadá, pero estos dos estados nos exigen a todos los mexicanos, visa, aún para permanecer unos minutos en un aeropuerto.
 
 
Luego entonces son más importantes las mercancías que las personas, es decir, los artículos de exportación tienen la seguridad jurídica que no tenemos las personas.
 
 

Desde 1994 no he visitado su país. Soy admirador del cine, de la literatura y de los deportes que se practican en Estados Unidos, pero no de su política. Ojalá en el tiempo que le quede, mejore su gestión. En el mundo estamos atentos a lo que suceda en Washigton, capital política y en Nueva York, capital económica. Sinceramente.
 
 
Profesor Investigador de tiempo completo de la Universidad Iberoamericana.