Opinión

Carstens se sale con la suya… o casi


 
La Cámara de Senadores aprobó en Comisiones la reforma al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai), que convierte en sujetos obligados a la transparencia a estados, municipios, partidos políticos y un sector del Poder Judicial.
 
La reforma tardó más de un año en ser aprobada, debido a las resistencias de organismos autónomos, de los partidos políticos e incluso de sindicatos que a partir de la publicación de dicha reforma serán sujetos de la normatividad del Ifai cuando se trate de recursos públicos.
 
Las resoluciones que dicte el Ifai –que incrementará el número de comisionados de 5 a 7–, serán definitivas e inatacables.
 
 
Sólo la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República podrá impugnar ante una sala especial de la Corte las resoluciones del Ifai cuando considere que éstas atentan contra la seguridad nacional.
 
 
Los senadores hicieron un agregado al artículo 105 Constitucional con el cual se garantiza que los organismos autónomos, como el Banco de México, Ifetel, IFE, COFECO, entre otros, puedan recurrir a la controversia constitucional siempre que consideren que la difusión de la información solicitada represente un riesgo para la Nación.
 
 
La diferencia entre el recurso de excepción concedido a la Consejería Jurídica de la Presidencia y la controversia que pueden invocar los organismos autónomos radica en el tiempo.
 
 
La impugnación será presentada en una sala especial y se espera que su resolución sea expedita.
 
 
La controversia se presentará ante la Corte, que la turnará a un magistrado que tendrá que realizar un proyecto que a su vez deberá ser votado por el pleno; el proceso puede tardar varios meses, pero en tanto se resuelve la Corte ordenará la suspensión provisional de la medida dictada por el Ifai, es decir, que NO se podrá revelar información en tanto no concluya el procedimiento.
 
 
Tal como quería el Banco de México, que encabeza Agustín Carstens.
 
 
****
 
 
Aprobado el pendiente del Ifai, lo que sigue la semana próxima es la redacción, en comisiones, de la reforma política, que el PRI tiene urgencia en aprobar.
 
 
Quedaron planchados ya temas como la reelección de presidentes municipales, diputados federales y senadores, pero lo que ayer se discutía era la aclaración de que esta regla –la reelección–, aplicará a partir de la siguiente legislatura, para no generar un conflicto de intereses en el Congreso.
 
 
También se discutía que los legisladores que llegaron por la vía plurinominal –o sea por las famosas listas–, sólo podrán reelegirse por la vía uninominal, es decir, que tendría que realizar campañas y sujetarse a la votación, no a un reparto por porcentajes.
 
A partir del miércoles, después del puente, se entrará de lleno al debate de la reforma política, que incluye una nueva Ley de Partidos Políticos y un nuevo catálogo de delitos electorales.
 
 
****
 
 
Mientras se debate públicamente si el “lavadero’’ del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, es real o photoshop, Standard and Poor’s elevó las calificaciones a ‘mxBBB+’ de ‘mxBBB’ de 23 créditos bancarios que contrató el estado con nueve instituciones bancarias en septiembre de 2011 por un monto total de 33 mil 683.72 millones de pesos.
 
 
La firma financiera informó que los créditos se encuentran inscritos en el Fideicomiso Maestro No. 1163 de Banco Invex, cuyo patrimonio fideicomitido está conformado por los ingresos presentes y futuros correspondiente al 100 por ciento del impuesto sobre nómina recaudado por el estado de Coahuila, 25 por ciento del FAFEF y 82.68 por ciento de participaciones federales.
 
 
En otras palabras, es un reconocimiento al manejo de la deuda estatal hecha por el actual gobernador Rubén Moreira.