Opinión

Carroll, por elevar productividad del campo

11 enero 2013 7:18

 
Ya le he comentado que la FAO estima que de aquí a 2050 la demanda de alimentos en todo el planeta no verá freno, algo que no será ajeno a México, dada la dinámica poblacional, y por el simple hecho de que en estos años nos hemos convertido en importadores crecientes de granos básicos y alimentos procesados.
 
El reto radica en volver más productivo el campo, algo que entiende bien el titular de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez.
 
Un ejemplo se da en la producción por hectárea de maíz que promedia 3 toneladas, aunque hay zonas del país que generan más de 8 toneladas, aunque todavía muy por debajo de las 11 toneladas que tiene Estados Unidos, que goza de condiciones geográficas e hídricas excepcionales.
 
Un planteamiento para elevar la capacidad del campo mexicano, que debería estudiarse, lo tiene Grupo Carroll de México, el mayor productor de carne de cerdo del país y que comanda Víctor Ochoa.
 
Se trata de acabar de una vez por todas con los precios de indiferencia para granos como el maíz y el sorgo que se han convertido en auténtico incentivo para importar granos.
 
El problema es que ante el supuesto de beneficiar a los productores se infla de manera artificial el precio, que en el caso del maíz resulta del doble respecto a las cotizaciones que se tienen en la Bolsa de Chicago.
 
Carroll plantea pagar al productor de maíz y otros granos el precio internacional del grano más el flete que se requiere para poner el producto en sus granjas, lo que sería un incentivo para ampliar la producción pecuaria y dirigir nuevas inversiones a partir de compras por contrato para los productores de granos.
 
La realidad es que Carroll destina al año la friolera de 1,100 millones de pesos a la importación de materias primas, recursos que podrían quedarse en el campo mexicano de haber una mayor disponibilidad de producto.
 
La propuesta, que en su momento se dio a conocer al equipo de transición del presidente Enrique Peña Nieto, es muy clara al señalar que al elevar los ingresos del campo se lograría paliar los niveles de pobreza, en el entendido que todavía dependen del surco unos 20 millones de compatriotas.
 
Lejos de ser una solución simplista, la idea de Carroll es llevar más tecnología al campesino y hacer un mejor uso del agua, que a fin de cuentas es el gran activo del campo.
 
Hace algunos años el gigante de la producción de cerdo sugirió eliminar el peaje para el transporte de productos pecuarios para destinarlo a mejores salarios y nuevas inversiones al campo, y como ejemplo refirió que un chofer al mes gana 12,000 pesos en 25 viajes entre Perote, Veracruz -donde se ubican algunas de sus granjas- y la ciudad de México, cuando en ese mismo lapso la empresa destina 60,000 pesos al pago de casetas para transitar en las autopistas.
 
Carroll ha sabido competir bajo las reglas vigentes, y este año seguirá canalizando nuevas inversiones para ampliar su productividad. Hablamos de al menos 35 millones de dólares, lo que permitirá elevar su producción en casi 20%, a partir de las 140,000 toneladas de carne de cerdo que produjo en 2012.
 
Entre los proyectos de Carroll está mejorar la genética de sus cerdos y producir electricidad a partir del gas metano que generan sus granjas, elementos que le permitirán hacer frente a los precios altos de los granos.
 
La ruta del dinero
 
Sorprendió a propios y extraños la caída de casi 10% en las ventas de automóviles nuevos en diciembre, que a decir de la AMIA, que comanda Eduardo Solís, esfumó el intento de alcanzar de nueva cuenta el millón de unidades anuales. La reducción se explica por la falta de automóviles en planta por parte de empresas como Nissan y Ford, entre otras armadoras... Con la novedad que el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, se reunió esta semana con el embajador de Estados Unidos en nuestro país, Earl Anthony Wayne. Trascendió que entre los temas abordados estuvieron telecomunicaciones, transporte, aviación y ferrocarriles... Los colonos de Cuajimalpa alertan sobre el riesgo de un accidente, debido a que las obras realizadas por el Gobierno del DF en las cuales ampliaron un carril en la carretera federal libre a Toluca, a la altura del km. 15 (enfrente del restaurante Tras Lomitas), no dejaron bien definidas las paradas del camión. Un tramo de alto riesgo está en dirección a Cuajimalpa, ya que los camiones tanto de la ruta 4 como de Monte de las Cruces (estos últimos salen de Observatorio) no utilizan el carril que les corresponde y se meten por el de alta velocidad, y realizan paradas y subidas de pasajeros sin importarles que exponen a los usuarios a ser atropellados. Se ha expuesto la situación a las autoridades delegaciones, pero por lo visto esperan un accidente de gran magnitud para tomar cartas en el asunto... El poderoso Grupo Carso, de Carlos Slim Helú, anunció su interés de regresar a bolsa a su subsidiaria Sanborns.