Yo dirigo la orquesta (I play the orchestra)
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yo dirigo la orquesta (I play the orchestra)

COMPARTIR

···

Yo dirigo la orquesta (I play the orchestra)

02/11/2018

Hace ya 30 años, el 12 de octubre de 1988, Steve Jobs, el creador de Apple, preparaba junto al escenario del War Memorial Opera House, el teatro de la Opera de San Francisco, los últimos detalles para hacer el lanzamiento de su nueva computadora: NeXT. Jobs había sido despedido poco tiempo atrás (1985) de Apple Computer, la empresa que creó en 1976 con Steve Wozniak, por diferencias de opinión con el entonces CEO de Apple, John Sculley, quien fue contratado por el mismo Jobs.

Esta es una escena muy interesante de la película “Steve Jobs”, biografía estadounidense de 2015, basada en la vida del cofundador de Apple, protagonizada por Michael Fassbender, dirigida por Danny Boyle e inspirada –libremente— en el libro biográfico de Walter Isaacson titulado: “Steve Jobs”. No confundirla con otra película titulada “Jobs”, que trata del mismo tema, pero que fue protagonizada por Ashton Kutcher.

A la larga NeXT, la computadora que en ese momento Steve Jobs iba a presentar, sería su boleto de regreso a Apple, pues en 1997, la compañía adquirió NeXT para quedarse con su sistema operativo y utilizarlo en sus computadoras. Así, Jobs hizo uno de los regresos más espectaculares de la historia de los negocios pues con su llegada vendrían innovaciones exitosísimas como el iPod, el iPad, el iPhone, las Apple Store, el sitio iTunes.

Pero regresemos a la escena. Steve Wozniak entra a la zona de la orquesta, donde estaba Jobs junto al escenario e inicia una discusión con él. Primero Wozniak (el eterno Geek1) le muestra a Jobs el reloj electrónico que trae. Se trata de un reloj, seguramente antecedente de los modernos relojes de hoy, que era enorme y tenía una especie de foco que daba la hora con números brillantes. Jobs se burla un poco de Wozniak diciéndole: “si le cambias la hora en un avión, el del asiento de junto le dirá a la azafata que traes una bomba de tiempo”, pues el reloj se parece a los cronómetros regresivos que utilizaban quienes plantaban explosivos.

Jobs, tenía un carácter fuerte, era impulsivo y poco social, pero respetaba muchísimo a Wozniak. Le tenía más paciencia que al resto de las personas y ambos se consideraban amigos, ya que habían iniciado Apple juntos. Se entabla entonces una discusión muy animada, pero profunda que creo que ayuda a entender cuál es el trabajo de un buen director (de un verdadero líder) y cuál es una de sus más importantes capacidades.

Ya entrados en la discusión, Wozniak increpa a Steve Jobs:

“¿Qué es lo que haces? ¿Qué es lo que haces?

No eres un ingeniero

No sabes programas (escribir “code”)

No eres un diseñador

Ni siquiera sabes poner un clavo con un martillo

Yo construí la tabla de circuitos

La interface gráfica que usaste fue robada

Así que ¿Por qué escucho diez veces al día que Steve Jobs es un genio?

¿Qué haces?”

A lo que Jobs responde, viendo los lugares vacíos de los músicos de la orquesta:

“Los músicos tocan sus instrumentos

Yo dirijo la orquesta.

Tu eres un buen músico, te sientas en tu lugar, eres el mejor de la fila y tocas tu parte.

Yo dirijo la orquesta”.

Y es que un buen líder, reconoce con humildad que los integrantes del equipo lo pueden (y deben) superar en ciertas capacidades. El ejemplo de la orquesta es muy adecuado. Y es verdad, quizá el director de orquesta puede tocar el piano, pero el concertista lo hará mejor que él. A lo mejor ni siquiera sabe tocar el violín, pero lo que sí sabe, la capacidad que sí tiene, es dirigir la orquesta, es saber gobernarlos, es lograr que trabajen como equipo, y, si es humilde, el mismo director será un miembro más del equipo.

Mi amigo el Ing. Antonio Taracena, quien fuera exitoso director de Cementos Moctezuma y Cementos Fortaleza, lo sintetiza en una frase: “Los recursos se administran, las personas y las instituciones se gobiernan”. Esta es la principal cualidad de un buen director, de un buen líder: poder entender a las personas, saber motivarlas, poder gobernarlas, hacerlas trabajar eficazmente como equipo. Lo que es lo mismo que dirigir la orquesta.

Si desea ver el vídeo de esta escena en YouTube, puede acceder en:

https://www.youtube.com/watch?v=AeZQ4Oi1wu8

1 Es un término que se utiliza para referirse a la persona fascinada por la tecnología y la informática

* Profesor del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) y Director de Programas In-company en la misma institución.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.