Opinión

Capital market confirma cierre de ciclo

22 febrero 2017 5:0
 
1
 

 

Bolsa. (Especial)


Los resultados financieros reportados en las últimas horas de distintas empresas que cotizan bajo diferentes vehículos financieros en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), confirma la inercia positiva del sector aún a finales de 2016.

Si bien el inicio de este año luce poco claro en las expectativas que deja una nueva relación comercial con Estados Unidos y los cambios en las principales variables macroeconómicas, lo reportado por Fibra Shop, Fibra HD, Fibra Danhos, Cadu y Fibra Monterrey confirma que el negocio inmobiliario financiero aún no ajusta las expectativas de un año cambiante. Distintas políticas de inversión, manejo de deuda y procesos de compra estarán marcando diferencias en el negocio.

Fibra Monterrey, por ejemplo, informó la compra de los portafolios Ciénega, Redwood y Catacha 2. Hasta el momento en su cartera existen 35 inmuebles ubicados en 8 entidades del país, que en promedio registran una ocupación de 95% y períodos promedio de contratos de arrendamiento de 5.5 años. Sus resultados, según dijo la empresa, se basaron en su cartera, los plazos de los contratos, el control de su apalancamiento y la plusvalía de sus activos.

Fibra Danhos en cambio destacó en su balance un incremento de 34% de sus fondos ajustados de operaciones, equivalente a 824.8 millones de pesos, al igual que el hecho de que la maduración de su portafolio mejoró el valor de sus certificados y un flujo de efectivo no distribuido por 147.3 y 433.3 millones de pesos.

Ese excedente de flujo hace viable que el fideicomiso financie el desarrollo de proyectos y minimice el costo de capital. Mientras que en ese período las torres B y C de su proyecto Toreo registraron 64% de ocupación al incorporar como inquilino a Seguros Zúrich, al tiempo que Torre Virreyes alcanzó un nivelo máximo de ocupación al incorporar inquilinos como McKinsey & Company, Macquarie Services México, Facebook México y City Private Bank, entre otros.

Una de las lógicas que acompaña su estrategia en 2017 es cautela en la inversión, pero que se mantendrá atenta a incorporar activos calidad premier con ubicación, conectividad y mezcla sólida de inquilinos. Sin embargo, el fondo que será la clave de los resultados financieros de este año es la reestructura de sus pasivos en pesos, además de contar con proyectos orientados al mercado interno.

El factor mercado interno va a ser importante para la consolidación de proyectos en los meses por venir. Así ha empezado a ocurrir en el sector industrial del Bajío, tras el ruido que ha ocasionado la cancelación que Ford hizo en San Luis Potosí. Por eso para algunos, estos días han sido inusualmente positivos.

Pese a los ajustes de las automotrices, otros sectores orientados al mercado interno como el agroalimentario y el sector energético, están moviendo la dinámica inmobiliaria industrial.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Tasas altas, el reto hipotecario

Crisis y oportunidad

Real Estate un mundo de posibilidades