Opinión

Camina la reestructura de la política pública Pyme


 
Uno de los temores más claros entre el ecosistema emprendedor, una vez que supo que Enrique Peña Nieto había sido el ganador de la contienda electoral de mediados del año pasado, fue que la política pública hacia las Pymes pudiera cambiar diametralmente o ser cancelada.
 
Los mexicanos no tenemos esos temores 'porque sí'. Ya es tradición entre la clase política mexicana que basta que llegue un gobernante para que más temprano que tarde deseche lo realizado por su antecesor y trate de imponer un sello propio que en muchas ocasiones intenta garantizar el paso a la historia para el celebérrimo hijo de la patria que llegó a aplicar políticas dignas de reverencias e históricas remembranzas.
 
Se temía que por ser articulada durante gestiones panistas, la política pública hacia las pequeñas y medianas empresas fuera desconocida por la actual administración.
 
En realidad lo que se ha hecho en los pasados 12 años no es producto del PAN por más que varios simpatizantes de ese partido hayan encabezado la Secretaría de Economía o la subsecretaría para las Pymes.
 
La política que fue articulada en los pasados dos sexenios la hicieron mexicanos, y ahora lo que puede reportarle Universo Pyme es que de hecho esa política no merecerá la espalda del PRI, sino que habrá de retomarse lo que de bueno tiene, y se transformará lo que tenga áreas de oportunidad.
 
El subsecretario del ramo, Enrique Jacob Rocha, amigo y colaborador muy cercano de Enrique Peña Nieto, no desconoce esta política pública, pues en ella se apoyó para trasladar beneficios a las Pymes del Estado de México cuando se desempeñó como sedeco en la entidad.
 
El complejo administrativo priista en el Estado de México articuló un Instituto Mexiquense del Emprendedor durante la administración de Peña Nieto en el estado.
 
Desde ese Instituto, con recursos de la entidad y públicos federales se articularon políticas de apoyo a las Pymes de la entidad.
 
Pero precisamente en el reconocimiento de una experiencia propia era tentadora la posibilidad de considerar que el PRI pudiera decir: todo esto a la basura y traigo mi experiencia en escala más importante.
 
Y no lo hizo, o al menos no lo ha hecho hasta el momento.
 
Jacob Rocha prefirió escuchar al ecosistema emprendedor al menos durante 16 encuentros en distintos temas, todos vinculados a lo que hoy existe dentro del Fondo Pyme, e incluso fuera de él, como pudiera ser el caso del ombudsman Pyme, que al parecer habrá de ejercer como función el Instituto Nacional del Emprendedor.
 
Ahora se celebran viajes tanto en Monterrey como en Guanajuato, Puebla y Guadalajara, donde se retomarán los espacios para escuchar propuestas que mejoren la política pública hacia las micro, pequeñas y medianas empresas.
 
Universo Pyme asistió a la duodécima sesión en que se trató lo relativo a la defensa de las micro, pequeñas y medianas empresas, y observancia y defensa de los derechos de los emprendedores.
 
Tema nuevo y vigente. La sesión fue muy rica en propuestas.
 
No parece ético que ofrezca detalles porque se nos invitó como participantes del ecosistema emprendedor, y no como periodistas, pero creo que no abuso de mi condición de invitado si le menciono que, a juicio de nosotros, la autoridad ya tiene una muy detallada relación de los asuntos que hay que cambiar o lo que hay que afinar para mejorar los resultados que se buscan de la política a favor de las Pymes mexicanas.
 
Muy concretas, muy detalladas, pero muy claras también, las propuestas del ecosistema han quedado plasmadas en un documento de trabajo que se enriquece conforme los talleres avanzan. Que cambiar y en qué áreas ya se tiene perfectamente diseñado.
 
Para las sedes en provincia se antoja que no habrá mucho contenido que no hayan ya escuchado los representantes del gobierno federal, el subsecretario y ahora presidente del INE, su coordinador de asesores, Alejandro González; sus asesores, que también están presentes, y los directores generales, aún no designados oficialmente del Instituto Nacional del Emprendedor.
 
Debemos suponer y esperar de estas dinámicas un resultado que enriquezca la política pública hacia las Pymes y, por ende, hacia la economía nacional.
 
Las Pymes merecen oportunidades en igualdad de circunstancias que las empresas extranjeras. En ningún momento se ha escuchado en estos talleres políticas discrecionales a favor de las empresas locales por sobre las oportunidades de las extranjeras, pero tampoco se desea que los extranjeros tengan beneficios que no estén potencialmente en la posibilidad de que las nacionales las aprovechen.
 
Una vez concluidos los talleres de expresión hacia los temas de la política pública hacia las Pymes se procederá a aplicar los cambios que el Fondo Pyme requiera, y con seguridad el que ha sido conocido hasta ahora como Fondo Pyme tendrá que ser conocido como Fondo Emprendedor.
 
El temor aquel que llegó a tenerse se desvanece, y al tiempo que se sepulte la subsecretaría para las Pymes nacerá en términos administrativos reales el Instituto Nacional del Emprendedor, que, apunto marginalmente, debiera reportar directo a la Presidencia de México, por la relevancia que para la economía nacional significan las empresas mexicanas. Pero ésa ya es harina de otro costal.
 
Por lo pronto 'ahí va' y pronto dirá el INE: 'éste es el son y así se baila'
 
dirección@universopyme.com.mx