Opinión

Cambios en outsourcing


 
El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, reconoció en entrevista con EL FINANCIERO, que tiene que haber un ajuste de interpretación del artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo para la contratación por terceros (outsourcing) EL FINANCIERO 23/12/2013.
 
El inciso a) de ese artículo ya precisa que la contratación por terceros no podrá abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares que se desarrollen en el centro de trabajo.
 
Eso dice la ley, pero algunas grandes empresas la violan impunemente. BBVA Bancomer, banco español, por ejemplo, tiene un único trabajador directo en México. El resto, casi 29 mil empleados, están contratados por su filial BBVA Bancomer, Operadora SA de CV, creada el 22 de noviembre de 2006.
 
Mediante un convenio de sustitución patronal, esa empresa sustituyó a BBVA Bancomer SA como empleadora de todos los trabajadores del grupo financiero, que obviamente siguieron laborando para el banco.
 
La operadora es una prestadora de servicios que asume las obligaciones laborales del banco, pero como empresa independiente del banco y de sus ganancias; pudo hacerlo con la convivencia del sindicato, que accedió a cambiar su personalidad jurídica de bancario a sindicato de servicios, y con la complacencia de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.
 
Desde el 1 de enero de 2007 entró en vigor el truco laboral de Bancomer con nuevo sindicato, nuevo contrato colectivo y nuevo empleador.
 
 
Lo que ganó el banco con esa maniobra es que sus empleados perdieran el derecho a participar en sus utilidades y las prestaciones que corresponden al gremio bancario, puesto que dejaron de pertenecer a él.
 
Las utilidades de BBVA Bancomer de enero a septiembre de 2012 ascendieron a 20 mil 437 millones de pesos; si el reparto de utilidades debe ser equivalente al 10 por ciento de las mismas, calcule usted lo que el banco ha dejado de entregarle a sus empleados desde 2007 a la fecha.
 
 
La buena noticia es que un tribunal declaró, hace un par de meses, que el convenio de sustitución patronal de Bancomer es ilegal. El fallo corresponde a la demanda que presentó un trabajador despedido en noviembre de 2006, después de 30 años de servicios. Acudió a Conciliación y Arbitraje para demandar su reinstalación y el pago del reparto de utilidades a Bancomer y a la empresa que actúa como operadora.
 
Su alegato se basó en que su auténtico patrón era la institución bancaria y que el convenio de sustitución patronal con la otra Bancomer no tenía efectos legales.
 
 
Después de seis años de litigio, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje resolvió a favor de Bancomer. El trabajador solicitó entonces un amparo del Poder Judicial Federal.
 
 
El tercer tribunal colegiado en materia de trabajo del primer circuito determinó hace un par de meses que el convenio de outsourcing en Bancomer es ilegal, en virtud de que para justificar la existencia de un patrón sustituto es indispensable que se transmita de una empresa a otra el patrimonio como unidad o parte del mismo, cosa que no ocurrió en este caso.
 
Apoyados en resoluciones previas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señalan los magistrados que:… este tribunal estima que… BBVA Bancomer, Sociedad Anónima, institución de banca múltiple, pretende eludir el cumplimiento de las obligaciones que se han generado con motivo del vínculo laboral (Amparo directo 638/2013).
 
La sentencia le permite a los trabajadores de Bancomer reclamar la regularización de su contratación con la empresa para la que realmente laboran.
 
Los empleados de Bancomer no son los únicos a los que se les han escatimado reparto de utilidades y prestaciones. La banca en México tiene 212 mil 275 trabajadores, de los cuales más de 100 mil están contratados mediante outsourcing.
 
 
Y la banca mexicana no es el único sector que abusa de la contratación mediante terceros. Walmart, por citar un solo caso, contrata a sus trabajadores bajo la figura de asociado voluntario, para evadir el pago de prestaciones laborales.
 
 
Hay expectativa por los ajustes necesarios que vayan a hacerse a la contratación por terceros que anunció el secretario Navarrete Prida. El principal sería el que permita la aplicación rigurosa de la ley.