Opinión

¿Cambiará Santander?

1
 

 

Santander

Al frente de Santander, Ana Botín parece tener muy claro el panorama y futuro del grupo, ya que considera es ahora medio español y medio europeo. Con más de 117 millones de clientes en el mundo, busca dejar atrás el pasado y cambiar de forma acelerada.

Las preguntas sobre su padre Emilio Botín y el proceso de sucesión que ha llevado en estos meses le incomodan, no son para menos, pero aun así sonríe y responde a su manera que el grupo está en pleno proceso de cambios tanto en el organigrama como de visión futura del banco.

No es un cambio por una visión negativa del pasado, sino porque el mundo está cambiando de manera acelerada. Aclara que lo que busca es tener un mayor éxito en los próximos diez años, aceptando precisamente los cambios y exigencias de los clientes.

Pero no sólo son los cambios y metas propuestas, en los hechos el modelo de banco global que busca implementar también ya aplica en las reuniones que tienen en la sede principal ubicada en el complejo de Boadilla del Monte, un centro de oficinas de primer mundo, en donde las reuniones ya dejaron prácticamente de ser en español y son en inglés, pues ha dicho a sus cercanos que la globalidad obliga a ello.

Lo anterior porque Reino Unido aporta al igual que Brasil el 19 por ciento de ganancias, en donde sus clientes no hablan español; le siguen en aportación de ganancias España con 14 por ciento e incluso Estados Unidos contribuye más que México. Aun así, el objetivo es crecer más en América Latina.

Mantendrá el modelo de banca comercial que hoy les da buenas utilidades, manejado por los directivos que conocen el país en donde operan. Aunque dado su vocación a modernizarse, quizás en un futuro puedan darse poco a poco cambios también en las direcciones de los bancos en donde tienen operaciones. Todos hasta hoy son manejados por hombres.

Esto porque de los 185 mil 405 empleados, 55 por ciento son mujeres y con ella al frente, se podría dar un avance de más mujeres en las direcciones, hoy todavía acaparadas por los caballeros.

Para 2017, los directores tienen la meta de hacer que de los 100 millones de clientes, de los cuales 50 millones son activos y 13 millones vinculados, se conviertan en 18 millones de clientes. Esto de la mano de un modelo digital, en donde tienen 14 millones de clientes y busca que se conviertan en 25 millones.

En el encuentro en Madrid fue notoria la confianza en Marcos Martínez, director de Santander en México, ya que aun cuando llegó tarde a la reunión e interrumpió a su jefa, lo recibió con afecto y mantuvo con él reuniones toda la semana. Uno de los temas fue la marcha de inversiones. Por lo pronto, para Santander, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
¿Cuál es el nuevo banco español que operará en México?
Bancos y aseguradoras contra Condusef
¿Venderán Banco Autofin?