Opinión

Busca el PRD 'cartas de buena conducta'

El caso Iguala ha encendido las alarmas en los partidos políticos que corren el riesgo de que en las listas de candidatos para las elecciones de julio próximo se les cuele algún miembro o “recomendado’’ de la delincuencia organizada.

No se trata de un asunto menor; el país está ahora bajo la sospecha internacional de que la relación entre poder y narco se teje desde las campañas electorales.

¿Cómo pueden los partidos políticos blindarse para evitar casos como los del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, sobre quien pesan evidencias de su sociedad con el cartel de Guerreros Unidos.

Hace unos años, cuando el tema comenzaba a ser preocupación de partidos y autoridades electorales, un alto funcionario federal comentó que “la Procuraduría General de la República (PGR) no está en el papel de dar cartas de buena conducta’’, como solicitaban los partidos políticos.

A partir de la revelación de los nexos del diputado federal perredista por Michoacán, Julio César Godoy, con el líder de La Familia Michoacana, Servando González, La Tuta, el PRD pidió que la PGR “certificara’’ que sus candidatos no tenían nexos con la delincuencia organizada.

La pregunta que hacía el partido político era si en ese momento, es decir, en el periodo de precampaña o campaña, el precandidato o candidato en cuestión era sujeto de una investigación judicial.

La PGR respondió –incluso en el caso de Julio César Godoy, medio hermano del entonces gobernador Leonel Godoy–, que cuando se hizo la solicitud de información “efectivamente’’ no había una investigación en curso.

Pero ello desde luego no implicaba una investigación sobre los antecedentes del pre o candidato.

El primer filtro tienen que ser los partidos políticos; si bien es cierto que los partidos toman decisiones centralistas, los dirigentes estatales de sectores y partidos tienen la obligación moral y legal de conocer a los militantes que propondrán como futuras autoridades administrativas o legisladores, locales o federales.

Ese filtro no puede ni debe fallar. Si ocurre, entonces se dejará casi en la indefensión a la ciudadanía porque el Instituto Nacional Electoral no tiene la facultad de anular candidaturas una vez que éstas se aprueben.

El INE sólo puede anular una elección si la Unidad Técnica de Fiscalización detecta que cierto candidato rebasó los topes de campaña e incluso, si el rebase es sospechoso, dar parte a las autoridades para que se investigue el caso.

Ayer el PRD, en voz del diputado federal y exsecretario general del partido, Alejandro Sánchez Camacho, informó que su grupo parlamentario propondrá la creación de una fiscalía que se encargue de investigar a los candidatos de los partidos a puestos de elección popular.

Es decir, una instancia que expida cartas de buena conducta.

Es un despropósito; no es viable porque no se trata de crear más burocracia –¿cuántas personas para investigar a un candidato?– y porque al final de cuentas, esa es una obligación de los propios partidos políticos.

El PRD pagó con la gubernatura de Michoacán los nexos de Godoy con La Tuta y seguramente el caso de Iguala les representará un algo costo político.

Pero esa es su responsabilidad. Y no la pueden abdicar.

* * * *
Ayer, como se esperaba, la hermana mayor del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Luisa María, mejor conocida como Cocoa, fue “destapada’’ como candidata del Partido Acción Nacional a la gubernatura de Michoacán.

El pretexto, perdón, el escenario fue la presentación de su informe como senadora, en Morelia.

Cocoa ya fue candidata pero perdió con el hoy exgobernador priista Fausto Vallejo, cuyo gobierno fue totalmente infiltrado por la delincuencia organizada a tal punto de provocar su licencia, que es una forma elegante de decir renuncia.

¿Habrá una segunda oportunidad para la hermana del expresidente?

* * * *
La Cámara de Diputados deberá aprobar esta semana la Ley de Ingresos para el próximo año.

Lo interesante será conocer cómo es que los diputados cuadraron los números ahora que los precios del petróleo han ido a la baja.

Esto, porque a partir de próximo lunes comenzará la discusión fuerte por el Presupuesto de Egresos, en la que estará presente irremediablemente la elección de 2015, para la cual todos los partidos querrán llevar agua a su molino.

Twitter: @adriantrejo