Opinión

Bullying: un reto para la sociedad

Alicia Calderón.
Analista de Vinculación en Mexicanos Primero.

www.mexicanosprimero.org

Twitter:@alicalderon12

El bullying es una forma de violencia entre compañeros, en la que uno o varios de ellos molestan y agreden de manera constante y repetida a uno o más de los estudiantes. Quienes son molestados no pueden defenderse de manera efectiva y generalmente están en una posición de desventaja o inferioridad.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, 2008), México ocupa el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica, ya que afecta a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, tanto de escuelas públicas como privadas. El análisis efectuado por la OCDE entre los países miembros reporta que 2 de cada 5 estudiantes declararon haber sido víctima de acoso; 1 de 4 reportó recibir insultos y amenazas; alrededor de 1 de 5 declaró haber sido golpeado y casi la mitad dijo haber atravesado por algún episodio de violencia verbal, psicológica, física y ahora también a través de las redes sociales.

Es lamentable que nuestro país ocupe el primer lugar con más casos de bullying: una problemática que provoca en las víctimas depresión, baja autoestima, conductas antisociales y suicidios, y en los victimarios conductas agresivas, problemas con la familia, en la escuela y en sus relaciones interpersonales.

Un ejemplo bastante lamentable de las consecuencias del bullying es la muerte de Héctor Alejandro Méndez Ramírez, un estudiante de secundaria que vivía en Tamaulipas. Sus compañeros lo cargaron para mecerlo, sosteniéndolo de los pies y de las manos, para luego aventarlo como si fuera un columpio: la segunda vez que le hicieron esta jugada Alejandro golpeó su cabeza contra la pared. La causa de su muerte: traumatismo craneoencefálico. Murió joven, con tan solo 12 años y lamentablemente la maestra no intervino en este suceso.

En México se han impulsado diversas acciones para tratar de contrarrestar este problema. En el D.F. por ejemplo, el Consejo Ciudadano estableció el programa “Juntos Contra el Bullying”, que en su sitio de internet aporta datos relevantes acerca del bullying, información sobre el programa, una línea telefónica de atención infantil, por mencionar algunos, que tienen la finalidad de prevenir, proteger y atender a los menores de edad víctimas de la violencia.

Recientemente se transmitió en TV un spot sobre el bullying en el cual se invitó a la sociedad en general a evitar esta situación y ser parte del cambio, con el llamado: “Para frenar el acoso escolar la respuesta está en ti”. También se hicieron anuncios en la radio, pero solo por un tiempo, ya que después el tema dejó de ser interés para los medios, disminuyendo su resonancia.

La SEP, por su parte, ofreció una alternativa de atención a través del portal www.acosoescolar.sep.gob.mx y la línea telefónica 01800-11-ACOSO (22676) para atender, prevenir, denunciar y dar información sobre este fenómeno que se presenta en diversos centros escolares del país.

A este llamado contra el bullying se han sumado figuras públicas como Yolanda Andrade, conductora del programa 'Netas Divinas', quien lanzó una convocatoria para que integrantes del medio artístico y deportivo compartieran en su cuenta personal de twitter una fotografía que incluyera la frase 'El bullying no es un juego'. Con sus mensajes los famosos respaldan la campaña @Basta_MX contra el acoso escolar, campaña que a la fecha continua sumando más figuras públicas y voluntades ciudadanas.

En México lamentablemente no nos damos cuenta que dejamos solos a los niños y niñas, además de que no hay autoridades que se preocupen por lo que les sucede y encuentren soluciones efectivas. Esperemos que la ley que propuso antier el Presidente tenga mucho eco en estos días.

Los que hemos sufrido bullying en la escuela recordamos que nuestros compañeros no nos defendieron, y que los maestros y otros adultos minimizaron los hechos. A muchos nos produjo más dolor psicológico que físico, y nos preguntamos por qué se permitió el abuso sin sanciones y sin tratamiento. Una consecuencia grave es que en la mayoría de los casos se opta por ya no asistir más a la escuela por esta causa.

El bullying no es un juego. Los mexicanos debemos hacer algo y no dejar que sucedan casos como el de Héctor, debemos evitarlos reforzando la autoridad positiva de los maestros, involucrando a los padres, hablando con los alumnos francamente del asunto, con el apoyo de psicólogos, pedagogos y modelos de rol como artistas y deportistas. Sobre todo, se necesita el valor de intervenir a tiempo, no ser cómplices con el silencio o festejando al abusivo. ¿Tú qué harías si eres testigo de un caso de bullying? ¿Lo detendrías o te quedarías parado sin hacer nada?