Opinión

Buen 'apetito' por activos financieros mexicanos

No es menor el hecho de que los inversionistas mantienen un buen 'apetito' por activos financieros mexicanos de renta fija, lo que refleja la confianza del mercado en la estabilidad económica del país, que ha contribuido a mitigar el impacto de los choques provenientes del exterior.

La tenencia de instrumentos de deuda del gobierno federal denominados en pesos por parte de los inversionistas extranjeros se mantiene cerca de máximos históricos, especialmente en títulos de corto plazo como los Cetes.

Por cierto que los nuevos techos se alcanzaron en los primeros diez días de diciembre pasado, con todo y la turbulencia en los mercados financieros.

Según datos del Banco de México (Banxico), el saldo de los valores gubernamentales en manos de inversionistas foráneos ascendió al cierre de diciembre a dos billones 119 mil millones de pesos, lo que equivale a cerca de 145 mil millones de dólares.

Ese saldo es superior al de un billón 831 mil millones de pesos –unos 140 mil millones de dólares– registrado a diciembre de 2013.

La tenencia de los extranjeros se concentra en bonos gubernamentales de mediano y largo plazos a tasa fija.

Después del incremento de la volatilidad en los mercados financieros, a mediados de diciembre, se registraron algunos retiros de recursos por parte de los inversionistas.

Sin embargo, el mayor 'apetito' por riesgo se tradujo en flujos positivos de inversión en los últimos días de 2014 e incluso al arranque de 2015.

En el mercado de deuda, las tasas de interés de los valores gubernamentales se mantienen en niveles cercanos a sus mínimos históricos, pese a la volatilidad financiera.

De hecho, medidas en términos reales –al eliminar el efecto de la inflación– son negativas en los títulos de corto plazo.

El gobernador del Banxico, Agustín Carstens, afirmó la semana pasada que “hay una alta probabilidad” de que las tasas de interés en México aumenten en este año.

La razón es el esperado incremento de la tasa de referencia en Estados Unidos, justificado por la sólida recuperación de su economía, lo que ocurrirá no antes de abril, según la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

Algunos analistas financieros prevén que el alza de las tasas en EU, que desde hace seis años se han mantenido cerca de cero, iniciará en 2015 y que será gradual, pero otros creen que subirán hasta 2016 ante la caída en los precios del petróleo y la apreciación generalizada del dólar.

En el caso de la tasa de referencia del Banxico, la encuesta de Banamex publicada la semana pasada señala que los analistas anticipan que el primer aumento se presentará hasta septiembre.

Lo anterior sugiere que las tasas de interés de los valores gubernamentales tenderán a subir, pero continuarán cerca de sus mínimos en los próximos meses.

Así, el gobierno mexicano seguirá pagando bajos costos financieros por la deuda que emite en instrumentos denominados en pesos.

Twitter: @VictorPiz