Opinión

Brasil, el talón de Aquiles

   
1
Brasil, el talón de Aquiles

  

Carlos Rojas Mota Velasco, Rotoplas

La difícil situación económica que enfrenta Brasil ha impactado a varias firmas mexicanas con operaciones en ese país. Una de ellas es Rotoplas, que ha tenido que cerrar tres plantas en la nación sudamericana para reducir gastos de operación y compensar el desplome de sus ingresos. Mientras que al primer semestre del año pasado Brasil aportó 40 por ciento de sus ventas, en el mismo lapso de este año representó 25 por ciento y le generó un flujo de operación negativo de 30 millones de pesos. Ante el difícil panorama que enfrenta en el país amazónico, el grupo que dirige Carlos Rojas Mota Velasco apostará por expandir su operación en Estados Unidos, donde ve perspectivas positivas ante la sequía que padecen estados como California. La debilidad de sus últimos reportes y perspectivas difíciles de corto plazo han llevado a su acción a negociarse a mínimos históricos. Desde el 9 de diciembre pasado que empezó a cotizar en la BMV, Rotoplas ha perdido 2.0 por ciento de su valor, en contraste con la ganancia de 7.0 por ciento del mercado en el mismo lapso.

Larrea necesitaría otras dos
Si la extracción de cobre de Grupo México alcanzara un millón 200 mil toneladas anuales en el país, desde las 800 mil actuales, la empresa se vería en la necesidad de contar con otras dos plantas de cogeneración eléctrica. La firma que preside Germán Larrea ya cuenta con dos plantas con capacidad de 250 megawatts cada una, mismas que fueron fabricadas por Siemens y le implicaron una inversión de 600 millones de dólares. Se calcula que en otras dos desembolsaría un monto similar. Por cierto, el grupo no se ve vendiendo la electricidad a CFE por medio del esquema de subastas para surtir a la población mexicana, ya que estima que puede traerle pérdidas. Por tanto, de tener excedentes mejor buscará colocarlos entre las diferentes industrias en México, como se lo permite la ley.

Autoparteros chinos miran a México
La autopartera china Minth Group quiere traer más líneas de producción a México. Esta fabricante de roof racks (barras para el techo) tiene buena parte de sus clientes en Asia, pero el crecimiento del mercado en Estados Unidos y México la están haciendo voltear al país. Minth es proveedora de marcas como Nissan, Honda, Audi y BMW. Tiene operaciones en México desde 2009, cuando invirtió 260 millones de pesos en una planta en Aguascalientes, pero ahora busca ganar más mercado en Norteamérica. Lo que aún analizan sus directivos son los costos de producción. Dicen que en México los trabajadores del sector ganan poco más de cinco dólares la hora más prestaciones, mientras que en China el promedio es de cuatro dólares, un 20 por ciento menos. Sin embargo, cuando preguntaron en Estados Unidos les dijeron que los salarios son de hasta 20 dólares por ahora, así que la única opción viable para el dragón chino es México.

También te puede interesar:
¿Quién entra y sale de la élite de la BMV?
Deshoja la margarita
Slim pierde ‘brillo’