Opinión

Botica: Variopinto

10 febrero 2014 4:50 Última actualización 23 julio 2013 5:32

 
 
Jorge Meléndez Preciado
 
 
Libertad para Alberto Patishtán
 
 
ANOMALÍAS. Luego del caso, inexplicable, de las miles de computadoras que no llegaron, nuevamente, a manos de los estudiantes, ahora nos enteramos que hay 117 errores ortográficos en los libros de texto. En el primer caso, los responsables son las autoridades actuales. En el segundo, dicen, los expertos de la SEP que estuvieron con Alberto Lujambio y Miguel Ángel Córdova; por lo tanto, una más del fallido sexenio de Felipe Calderón. Como ya los volúmenes están impresos, lo importante es qué hacer, más en una administración como la de Emilio Chuayffett, tan puntilloso en cuestiones del lenguaje, como lo recordará Manuel Camacho en los tiempos de Ernesto Zedillo. Tenemos varias propuestas que no se excluyen unas a otras para resolver el asunto: que Radio Educación y Canal 11 hagan programas especiales para remendar el problema. Que Televisión Educativa —hoy a cargo de Fausto Alzati, quien tuvo problemas al decir que era doctor sin serlo— haga cursos rápidos para maestros. Que la Subsecretaría de Educación encargada del asunto mande las correcciones pertinentes por medio de algunos especialistas para que ayuden a los profes. Que el Conaculta utilice a sus becarios en apoyo a la tarea que hemos señalado. Que haya una cruzada contra el hambre de redacción y de lectura. Que el Conafe edite un libro de millones de ejemplares con las rectificaciones necesarias. Hay más, pero si algunas de estas ideas son puestas en acción se resolverá un asunto vergonzoso, se pondrán en acciones miles de personas y se articularán redes entre maestros, alumnos, autoridades y funcionarios para hacer de un dislate mayúsculo una operación de trascendencia.
 

ADIOSES. Próximamente Gabriel Sosa Plata dejará la defensoría de los radioescuchas en el Imer. Cumplió, con amplia aceptación, su misión en dicha encomienda. Ya se mencionan algunos buenos comunicadores para relevarlo. Hace poco, reportan, dejó el mismo cargo —pero en MVSGerardo Albarrán de Alba, un distinguido compañero. Entre los que se dice llegarán al relevo está el citado Sosa Plata. Por otro lado, El Mañanero de Brozo saldrá del aire supuestamente 15 días, aunque ya sabemos que en la televisión no hay plazos definidos. En Reforma, mientras tanto, apareció tarde —y no en su sitio— un texto de Juan Enríquez Cabot, en el cual comentaba algunas actividades de Julio Scherer, Isabel Arvide y Ramón Alberto Garza.
 

ATROPELLO. El restaurante La Forchetta, en Chipilo Puebla, fue clausurado por 'inmoral' ya que en sus instalaciones trabajaban un gay, una madre soltera y la dueña, Norma Hannan, era divorciada. La medieval acción fue ejecutada por la edil Edith Zago, del PAN, la organización madre del gobernador poblano Rafael Moreno Valle. Todo ello informado por el diario Puntual, de Atlixco. En una visita, encontramos una cortina blanca cerrada enmarcada con un muro amarillo. Al preguntarles a los encargados de negocios por el asunto, todos respondieron con temor diciendo que ignoraban la razón de la medida. Estamos ante un hecho realmente grave en pleno siglo XXI.
 

DOS. Variopinto, el mensuario de Ricardo Ravelo, llegó al número 13; es decir, ya cumplió un año en circulación. En ocasiones es difícil encontrarlo, pero vale la pena buscarlo para leer materiales importantes. Por ejemplo, en el más reciente viene una larga entrevista con Lila Downs —figura de portada—, cuya vestimenta, por cierto, sería la delicia de Guillermo Gómez Peña, el gran hibridista. Hay, asimismo, una charla con Fabrizio Mejía Madrid a propósito de Nación TV, su más reciente libro. Y José Reveles investiga el oscuro caso de los 12 desaparecidos del bar Heaven. Las librerías El Sótano hacen gran propaganda de sus actividades y culminan con la frase “servicio al pie de la letra”, aunque será de la letra de cambio, pues la atención a los clientes es deficiente.
 
 

jamelendez44@gmail.com