Opinión

Botica: Gustavo García

10 febrero 2014 5:11 Última actualización 16 julio 2013 5:12

 
 
Jorge Meléndez Preciado
 
 
a Porfirio (el bueno) en sus 80

SIMULACIÓN Y PERIODISMO. El mecanismo de protección a informadores sirve para dos cosas: para nada y para una chinada. Miguel Osorio Chong y sus adláteres parecen estatuas, algo común en los panistas. Por eso hay infinidad de reclamos en diversos lugares. El pasado jueves, en el Club de Periodistas, Anabel Hernández afirmó que su denuncia contra Genaro García Luna por acosarla no ha tenido ninguna respuesta. Señaló que ella escribe para la gente, no para los funcionarios. Lydia Cacho explicó que no se protegen en nuestro país ni a los periodistas ni a las víctimas de abusos sexuales. Marcela Turati contó las dificultades de los que reportean en las zonas de conflicto. Diego Enrique Osorno relató las dificultades para hacer sus crónicas. El Fisgón hizo un recuento de los compañeros asesinados, agredidos y que han salido del país: un museo del horror que, lejos de aminorar, crece. Por estos días tuvimos la visita de Carlos Moncada, quien nos presentó Oficio de muerte (Grijalbo), libro donde relata el crimen impune de periodistas. En el texto encontramos que desde los años sesenta el narco se ha asomado para matar periodistas. Plantea algunas posibles soluciones. Por eso, desde hace tiempo, hemos dicho que hay que exigir —organizadamente— a los gobiernos en turno cumplir con su deber. Hay esperanza si caminamos juntos.
 
 
VIVA EL NEGOCIO. Los comerciantes en zonas arqueológicas, los que depredan el patrimonio histórico, aquellos que buscan hacer crecer las tiendas departamentales en terrenos de comunidades, están tranquilos. Ahora se dice que Sergio Raúl Arroyo hizo mil esfuerzos al frente del Instituto Nacional de Antropología e Historia para escuchar, tomar en cuenta y apoyar las causas de indígenas y pobladores que ven cómo depredan sus tierras. Lo releva María Teresa Franco, de quien se dice que no pondrá trabas en la continuidad de estos excesos mercenarios en el patrimonio nacional. Sus biografías hablan por sí solas.
 
 

DESPROPÓSITO. Inesperadamente vimos cómo el programa de información cultural del canal 22 disminuyó en tiempo. Se habla de una reestructuración, ya que en dos medias horas nos enteraremos de las cuestiones importantes del país. Algo realmente absurdo. El tan elogiado José María Pérez Gay se sentiría azorado ante tamaño despropósito. ¿Qué dirá el secretario de Educación, comparado en un acto de la televisora con José Vasconcelos y Torres Bodet? Y el defensor de la audiencia del 22, ¿servirá de algo?
 
 

IMPULSOS. El Frentedecomunicadores1 @gmail.com invita a un ciclo de conferencias en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (San Lorenzo 290, Del Valle) acerca de 'Vida privada y corrupción', iniciando con 'Mordaza a la Libertad de Expresión'. En ese mismo lugar Carlos Fazio presentó su gran libro Terrorismo mediático con los comentarios de Manuel Pérez Rocha, José Steinsleger, Óscar González y el ex embajador boliviano, Jorge Coco Mansilla.
 
 

DOS. Las chicas Kaláshnikov y otras crónicas (Océano), de Alejandro Almazán, será presentado este jueves —a las 18 horas— en la Casa de los Derechos de los Periodistas (Fresas 12, Del Valle), realmente un trabajo excepcional donde los informadores de los estados como Ríodoce son justamente elogiados. Nuevamente hacemos un llamado para apoyar al notable Gustavo García, quien continúa en estado crítico; aquellos que deseen aportar dinero lo pueden hacer a la cuenta de Scotiabank 001-033-777-69, a nombre de Claudia Elena Hernández; por cierto, las dos funciones en su beneficio tuvieron llenos totales.
 
 

jamelendez44@gmail.com