Opinión

Bosco: El agro no es el blanco de Trump

 
1
 

 

Bosco de la Vega

El sector agropecuario no es el blanco de los ataques del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, me dice Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario. Eso es una muy buena noticia, estima, porque en la renegociación próxima del TLCAN se piensa que será relativamente más fácil convencer al gobierno estadounidense de las bondades de mantener el mercado agroalimentario abierto entre los tres países del bloque.

De la Vega afirma que sus prioridades cambiaron. Ahora, la número uno es mantener el TLCAN abierto para sus agremiados. Bosco fue parte del equipo negociador original, hace más de 23 años, y ahora acompañará al secretario Ildefonso Guajardo en la renegociación. El CNA insistirá con los agremiados de que no debe cundir el nerviosismo, sino el trabajo en equipo para lograr un buen acuerdo.

Bosco carga consigo un documento que le ayudará mucho en los siguientes meses: la famosa carta que hace poco más de un mes firmaron 133 organizaciones nacionales y estatales en Estados Unidos, en la que se le explica al presidente Trump que “el TLCAN ha inyectado oxígeno al sector agropecuario en Estados Unidos. Las exportaciones de alimentos y de productos agroalimentarios a los dos países se han más que cuadruplicado, y crecieron de Dlls. $ 8 mil 900 millones en 1993, hasta Dlls. $ 38 mil 600 millones en 2015”.

Bosco afirma que esta presión de las propias organizaciones estadounidenses a su gobierno está haciendo que el gobierno tome el tema con la mayor seriedad.

En adición, el CNA trabajará en dos frentes dada la coyuntura actual. Uno es buscar fuentes alternativas para posibles importaciones de granos, notoriamente de Argentina, Brasil y Ucrania. Se hablará con ellos. Otro es analizar con velocidad el posible destino de las exportaciones mexicanas a países con los que ya tenemos tratados comerciales y con otros más con los que se podrían firmar, como los del fallido TPP. Un ejemplo sería Corea del Sur, que nos exporta muchos productos y que ya ha mostrado interés por adquirir los nuestros.

En mi opinión, el sector agroalimentario mexicano fue muy afortunado de tener a un exnegociador del TLCAN como nueva cabeza del CNA a partir de este año. Bosco no es ningún improvisado, y está consciente de que sus colegas empresarios también deben sofisticar sus negocios y llevarlos a un siguiente nivel de competitividad.

La exportación de frutas, legumbres, hortalizas y todo tipo de productos cárnicos y lácteos podría ser una vocación de México que aún no está en la conciencia de toda la sociedad. Pero si, como resultado de la coyuntura, Bosco entrega una gestión del CNA habiendo creado una de las vocaciones del país, habremos ganado mucho.

Twitter:
 @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Sony y Peugeot despuntan en Barcelona
‘A los 55 años inicié una nueva carrera’
Samsung potenciará en México segmento premium