Opinión

Blinda PRI reforma energética contra consulta popular

Algo está pasando en el PAN, que ni los propios panistas pueden explicar.

Ayer, en el Senado de la República, cuando comenzaba la discusión de la ley reglamentaria de la consulta popular, los 28 legisladores del blanquiazul salieron de salón de plenos para una reunión “de último momento’’.

La razón de la reunión fue que la mitad de los senadores estaban a favor del dictamen en sus términos, es decir, como fue aprobado en Comisiones tal y como lo propuso el PRI y la otra mitad estaba con el PRD, a favor de abrir a todos -a todos- los temas la consulta popular.
Y como no había quién les tirara línea porque su coordinador Jorge Luis Preciado se encuentra en Washington, aquello fue un desorden.

Los panistas que estaban a favor de modificar el dictamen, como quería el PRD, argumentaron en su favor que sería dejar en “manos del pueblo’’ las decisiones sobre temas importantes, como la energética aprobada, por cierto, por todos los panistas.

Pero la más clara de ideas sin duda es la priista Arely Gómez, quien expresó que si todas las decisiones de gobierno se tienen que someter a consulta popular, ¿entonces cuál es el papel del Congreso como representante de la sociedad?

La representación popular del Congreso se anularía de facto.

Así, el PRI blindó la reforma energética, dejando intactas las prohibiciones establecidas en la Constitución para la consulta popular: la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad y la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada permanente.

Sobre estos temas, ninguna consulta ni plebiscito.

****

La guerra de telecomunicaciones está a todo lo que da. Ayer, Grupo Salinas propuso al Ifetel determinar la preponderancia de Telmex y Telcel en telefonía fija y móvil, respectivamente.

Esto, tomando en consideración que Telcel es dueña de más de 70 por ciento del mercado mexicano de telefonía móvil y que Telmex “conserva, después de más de dos décadas de privatización, 80 por ciento del mercado de telefonía fija’’ sin contar, además, que en materia de acceso de banda ancha, Telmex y Telcel reinan con 75 por ciento del mercado.

El Ifetel tiene de plazo hasta el 9 de marzo próximo para determinar la preponderancia de los actores económicos en las telecomunicaciones, es decir, radio, televisión y telefonía.

A ver.