Opinión

Bitcoin, ¿una moneda a la medida de la resistencia a la inclusión financiera?

 
1
 

 

[Representaciones de bitcoins creadas por un entusiasta de la moneda digital. / Reuters]  

En recuerdo de RVB.

La inclusión financiera sigue siendo un problema sin soluciones concretas y exitosas a la vista. No todas las empresas están bancarizadas ni mucho menos cuentan con una cultura financiera que les permita sacar provecho de su bancarización. Si el escenario de las Pymes en México habla de 97.5 por ciento de las unidades económicas en el terreno de las micro empresas, en un porcentaje muy cercano e incluso mayor a ése está la resistencia a ser absorbidos por la banca comercial.

Muchas microempresas le dan la espalda a los bancos y más a “Dolores”. Para estas empresas, dicen los promotores de las cibermonedas, para estas empresas están hechas a la medida las bitcoins.

Los ortodoxos dirán que eso de las monedas virtuales es una vacilada que se presta a fraudes en un mercado no suficientemente regulado, es más, francamente desregulado, y que tiene los riesgos expuestos. No obstante, hay quienes piensan lo contrario y están dispuestos a ir al ejercicio de una moneda virtual e incorporarla a su práctica empresarial cotidiana.

En México no hay muchas empresas que promuevan la adopción de esta moneda de pago, pero una de las primeras o la primera en sí es una Pyme a la luz del liderazgo de un personaje siempre metido en la vanguardia de las tecnologías de la Información como es Joel Cano.

Joel ha impulsado una empresa. Mex BT (Bi T) que promueve la adopción de esta moneda virtual. Pero no sólo eso, también promueve que jóvenes mexicanos encuentren aplicaciones específicas a problemas concretos dentro del océano de problemas que tienen vinculación con la inclusión financiera.

De hecho un grupo de jóvenes mexicanos estarán el año próximo a lo largo de un mes en Shanghái trabajando con jóvenes de otras partes del mundo en la configuración de soluciones y aplicaciones de las criptomonedas dentro del universo de las Pymes.

Las criptomonedas son alternativas de pago relativamente nuevas. La más conocida internacionalmente es la bitcoin que fue un invento de un ingeniero en informática nipon de apellido Nakamoto y que en 2009 parió su creación que ya es adoptada por más de 21 millones de personas en el mundo y más de 10 mil negocios que acostumbran recibir pagos y realizar transacciones con esta 'divisa'.

El primer aventado ciudadano del mundo que efectuó una compra-venta grande con esa moneda fue un chavo canadiense quien vendió su casa y se asegura que le 'sacó' más de 65 por ciento de ganancia por la apreciación que tuvo la moneda en el ámbito internacional.

Para que tenga usted una idea de cómo puede 'apreciarse' esta moneda virtual. Al 15 de agosto del presente año usted compraba una bitcoin con tres mil 911 pesos con 34 centavos y al día de ayer por la tarde la cotización resultó de seis mil 595 pesos. Es decir, en casi cuatro meses la apreciación de la moneda virtual fue, en términos de pesos, de 68 por ciento.

Claro que nadie regula esta moneda ni está anclada a alguna autoridad monetaria formal, pero pues ya es una 'moneda' que es valorada y que permite hacer incluso pago de operaciones de comercio internacional.

De hecho la empresa Pyme que encabeza Joel Cano al lado de su hijo habrá de comenzar a partir de 2016 una filial de Mex BT en China y promoverá a 'jalar' pagos de transacciones comerciales entre mexicanos y chinos al través de esta criptomoneda de las que por cierto hay más de dos docenas entre las cuales la más socorrida es la Bitcoin.

En China su empresa procurará acceder a fondos de Ventures Capital que se han dispuesto hasta por 250 millones de dólares para invertir en aquellas empresas que tengan la mejor alternativa de difundir y promover estas formas de pago con las criptomonedas.

La virtud de estos esquemas de pago es que son rápidos y resultan muy económicos en la medida en que no están regulados por ninguna autoridad. Seguro ya se preocuparan los grupos que no quieren que estas formas de pago proliferen por diversas razones: desde las que representan una puerta para el lavado de dinero hasta aquellas que representan comisiones que no van a percibir quienes dominan el complejo y multimillonario negocio de las divisas, un mercado que no duerme durante las 24 horas del día desde los lunes hasta los lunes.

En México, según datos de Joel Cano, en noviembre de 2015 se hicieron más transacciones que durante todo el año anterior. La capacidad instalada permitiría efectuar hasta un millón de transacciones por segundo. Si usted hubiese comprado cinco centavos de dólar de bitcoins en 2009 hoy tendría equivalente a 25 mil pesos mexicanos.

El problema es luego encontrar en dónde pagar con esa moneda aunque quienes promueven la moneda y con ellas pequeñas comisiones de las transacciones, afirman que colocar los bitcoins no es problema porque hasta líneas aéreas aceptan esta moneda virtual.

Aproximadamente 90 empresas en el mundo, casi todas Pymes, promueven esta “moneda” y ejercen el pago de ella en transacciones mundiales. Tres de esas 90 empresas están en México a la vanguardia de la vanguardia, al menos en nuestro país.

La de Joel Cano ya anda haciendo, ocasionalmente, hasta 200 transacciones diarias. La ventaja que tiene el cash virtual es que puede comprarse desde 50 centavos hasta 100 pesos de bitcoins. No es necesario comprar una bitcoin completa; se pueden comprar parcialmente esas monedas, hasta centésimos de centavo.

De tin marín…
Si el gobierno de Enrique Peña Nieto quiere comenzar con el pie derecho su segunda parte de la administración no debería dudar en enviar una señal clara para que antes de que finalice el año la desindexación del salario mínimo sea una realidad que permita el año entrante que este micro salario sea capaz al menos de comprar una canasta básica alimentaria, según lo establecen las cuentas de Coneval. Ya veremos qué cara pone el secretario del Trabajo federal.

...de dos pingüé
Periodista en medios electrónicos, servidora pública, amiga excepcional, Rosa del Valle Boujons falleció el día de ayer domingo 6 de diciembre; el autor de estos renglones se entristece por su fallecimiento. Era lectora de Universo Pyme, televidente consuetudinaria, alegre crítica que supo reír siempre de todo; quienes tuvimos el gusto de conocerle aprenderemos a extrañar su presencia. Habrá cumplido su misión en esta vida en donde siempre nos nutrió con su generosidad e ingenio; pudimos atender sus últimas semanas en donde no dejamos de reír de lo que vivimos como estudiantes. Desde aquí esas flores blancas con las que se fue a otras instancias de existencia. Descanse en paz. El pésame de su amigo a sus hijos, su exesposo, y a sus amigos.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
¿Cuántas Pymes serán “las muertas de ICA”?
Leña ecológica, innovación de niños oaxaqueños
Mezcal y turismo en el eje emprendedor oaxaqueño