Opinión

Best Day entrará
al negocio de
la renta de casas

1
 

 

Best Day

Best Day (empresa mexicana a pesar de su nombre), la operadora turística más grande de México y la número dos en América Latina, obtuvo muy buenos resultados el año pasado, como fiel reflejo de lo positivo que fue 2014 para la industria turística de México, que logró un crecimiento de dos dígitos en cuanto a llegada de turistas internacionales.

Por ejemplo, en 2013 atendió a 3.5 millones de turistas, cifra que se elevó a 4.1 millones en 2014, con lo cual registró un crecimiento de 17 por ciento. No obstante, su actual CEO, Christian Kremers, es un hombre cauto que no se deja llevar por la euforia, así que para el presente año espera un incremento de 10 por ciento, es decir, alrededor de 400 mil turistas más.

Esta empresa, que abrió en 1984 como una agencia de viajes receptiva en Cancún y actualmente cuenta con más de dos mil empleados, tanto en México como en sus oficinas de América del Sur, no solamente vende paquetes de viajes a cualquier parte del mundo a través de sus 200 islas como punto de venta de directo que tiene en centros comerciales, o de su call center o por internet, sino que se ha diversificado convenientemente.

Por ejemplo, además de cuartos de hotel y boletos de avión, ahora también vende seguros de viaje; traslados terrestres en los destinos, privado o colectivo; excursiones; actividades específicas y entradas para espectáculos, además de rentar autos.

Pues bien, no conforme con esto, desde la semana pasada sus clientes pueden obtener con ellos también boletos para autobuses foráneos, en alianza con Reserbus, empresa que recientemente comenzó a operar en nuestro país.

Con todos estos productos y servicios, los clientes de Best Day pueden adquirir desde el tradicional paquete que sólo se integra con hospedaje y transporte aéreo, o poder ir armando un paquete más grande, de acuerdo con sus necesidades, en el cual es factible ir agregando cualquiera de las cosas que necesiten y que la empresa tiene en su canasta de productos y servicios.

Inclusive, ahora al trabajar de la mano de Reserbus (compañía creada por Sebastián Gómez, Andrés Sucre y Adrián Cuadros), los viajeros que viven en alguna ciudad pequeña donde no tienen aeropuerto, pueden contratar el autobús que los lleve de su lugar de origen a la ciudad donde tomarán el avión y hasta el hotel del destino a donde van.
Es decir, el paquete se puede integrar con camión-avión-hotel y el avión-camión de regreso. Pero no es sólo eso, sino que desde el punto de vista empresarial Best Day inicia así a competir por obtener una tajada de un mercado que representa 550 millones de boletos al año, ya que la terrestre es la principal forma de transporte de los mexicanos.

Y aunque Best Day vendió tres millones de cuartos-noche el año pasado y tiene como objetivo incrementar en 25 por ciento esa cifra en 2015, Kremers me comenta que ahora incursionarán en otra forma de hospedaje que está teniendo mucho éxito: la renta de casas y departamentos para vacacionistas.

La razón de entrar a competir en este mercado nuevo para ellos es que se trata de un segmento que va en aumento a nivel mundial.
Además, se trata de una alternativa que puede resultar muy conveniente. Por ejemplo, una familia de cinco miembros que acostumbre pasar cinco días de vacaciones en la playa, en un todo incluido de 200 dólares por persona, al final pagará una cuenta de hotel de cinco mil dólares. Y, en cambio, pude rentar una casa grande, con dos o tres habitaciones y tal vez hasta con alberca, por precios que van de 700 a los dos mil dólares por esos mismos cinco días; claro, dependiendo del destino y del nivel de inmueble que se quiera.

Con los tres mil dólares de diferencia se pueden pagar las comidas, la diversión, y aun así es muy probable que resulte mucho más barato que llegar a un hotel. Pero, como en todo, es cuestión de gustos.

Además, si a esta modalidad de hospedaje Best Day le aplica los descuentos y facilidades de pago que suele ofrecer, sin duda que convertirá a esta opción, todavía no muy popular en México, en un producto muy demandado. Yo ya lo hice en las pasadas vacaciones de invierno y resultó una gran experiencia.

También te puede interesar:
Siguen llegando los buenos hoteles a Los Cabos
Ibarra quiere conquistar España y parte de sus cinco mil 110 millones de euros
Turismo y bodas, un matrimonio perfecto