Opinión

Beppe Grillo, un comediante antisistema engañoso


   
Durante su gira por China, un colaborador preguntó al premier socialista, Bettino Craxi:
"Si todos los chinos son socialistas, ¿a quién le roban?".
Chiste de Beppe Grillo.
 
La gran sorpresa de la campaña electoral italiana es Giuseppe Piero Beppe Grillo, líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) que se ha consolidado hasta aparecer en el segundo o tercer lugar de las encuestas, pese a que el popular comediante aseguró que no participará en las pláticas para formar gobierno.
 
De 64 años, el genovés que estudió contaduría y se transformó en cómico casi por accidente, al improvisar un monólogo en una audición, irrumpió en la política con el M5S (las estrellas corresponden al medio ambiente, beber agua, la tecnología y un mejor trato entre los italianos) en 2006, una vez que pese a la caída de Silvio Berlusconi y su reemplazo con Romano Prodi, apoyado por el campo de centro izquierda, resultó evidente que no habría cambio en la senda neoliberal para sacar a la tercera economía europea de su marasmo.
 
El desencanto de la clase media fortaleció a Grillo, hábil promotor de su imagen que se benefició en 2008, tras el regreso de Berlusconi al poder, del apoyo de Antonio di Pietro, exfiscal del Estado, y de los periodistas cunidos en su denuncia de la corrupción en el sistema, igual que ahora el M5S disfruta del respaldo del Nobel Dario Fo.
 
Centenar
 
Con la perspectiva de llevar a la Cámara de Diputados hasta 100 de sus seguidores -un sexto del total- y de convertirse en el fiel de la balanza, si el primer lugar de la votación es obtenido por el Partido Democrático de Pier Luigi Bersani, Grillo, quien ha calificado al premier Mario Monti, de 'rigor Mortis' y a Berlusconi de 'zombie enano', oculta una trayectoria incongruente, en la que la ausencia absoluta de un programa mínimo, de lo que se enorgullece, no es un dato menor.
 
En su blog de Internet, apunta WSWS, Grillo rechazó conceder la ciudadanía a los hijos de inmigrantes y poco más tarde afirmó que desea ver 'sólo a italianos' en su movimiento. Se ha pronunciado contra la llegada de gitanos rumanos sin papeles y no ha tenido empacho en acercarse a Casa Pound, grupo neofascista admirador del poeta Ezra Pound y Benito Mussolini.
 
Grillo atrae a los jóvenes con sus ataques a las empresas que prefieren establecerse en Austria y Eslovenia, mientras repite que se acerca el momento en que todos los partidos, las 'almas muertas', desaparecerán. Entre tanto, disfruta de su yate, de su deportivo Ferrari y de una fortuna de 4.3 millones de euros, que lo hacen uno de los italianos más ricos.