Opinión

Beltranena de Volaris abrirá 315 rutas

 
1
 

 

Volaris

Ya prácticamente no transcurre una o dos semanas sin que aparezca una noticia de Volaris. Es tal su crecimiento y las capacidades que está desarrollando, que a la gente se le olvida que inició como una línea aérea de ‘bajo costo’. Poco a poco se ha ido transformando en una de las líneas ‘bandera’ de México, y aunque no tiene los vuelos icónicos de Aeroméxico a Londres, París o Madrid, mueve a tal cantidad de gente y abre tantas rutas que nadie podría decir que tiene una estrategia de seguimiento de lo que ocurre en la de Eduardo Tricio. Al contrario, tiene la propia y con ella manda en su modelo de negocio.

Esta semana se realizó un acto protocolario de la mayor importancia en la aviación nacional, cuando Volaris presentó en Toluca su nuevo avión Airbus A320neo frente al Srio. Gerardo Ruiz Esparza, quien aseguró que “esta moderna nave tiene una operación más segura, eficiente y es más amigable con el medio ambiente”. A algunos podría parecerles una trivialidad, o pensarán que simplemente tiene piezas más modernas, pero en el fondo esto tiene un impacto profundo en los costos y en los precios que pagaremos por los boletos de avión. Yo hablé con Enrique Beltranena —el director general de Volris— el día de la presentación.

Dijo que habrá un impacto de reducción en costos de combustible de 29 por ciento.

Volaris tiene la meta de incorporar 46 unidades de este tipo a su flota.

El modelo de financiación es mixto, con los primeros 16 aviones arrendados directamente; mientras que para el resto se utilizará intensivamente el efectivo generado por la operación y un acuerdo financiero con Bancomext y Santander.

Beltranena reveló que tiene la mira puesta en inundar de nuevas rutas los mercados nacional e internacional. El número es gigante: 150 rutas nuevas nacionales y 165 internacionales. Los Airbus A320neo servirán a este propósito, porque de las 46 nuevas aeronaves solo 12 serán sustitución, así que habrá un incremento neto de toda la flota.

Pienso que Volaris debe hacer una gran campaña de comunicación en los siguientes meses y años, por tres sencillas razones: (1) tomará tiempo que la gente se acostumbre a las nuevas rutas que abrirá —hay mucho arraigo en el autobús—; (2) su relevancia nacional exige un diálogo de primer nivel con toda la sociedad —de hecho, implica que ponga temas en la agenda, más allá de su exitosa operación—; y (3) está a un paso de saltar a la liga de las grandes corporaciones nacionales, y debe diseñar su posicionamiento al respecto —al estilo de América Móvil, Cemex, Alfa o Bimbo—.

A menos que algo extraño ocurra, habrá que repetir hasta el cansancio que con esta empresa se configura una gran historia de éxito empresarial en México.

Twitter:@SOYCarlosMota

Correo:motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:

El 'carácter' y las 'aspiraciones' de Olegario

¿Puede hacer Trump que México cambie su política fiscal?

La Constitución de la CDMX no es pro empresarial