Opinión

Barraza responde a AMLO

1
  

    

jose luis barraza. (cuartoscuro)

Para uno de los empresarios más influyentes del país, lo que diga Andrés Manuel López Obrador no pinta, finalmente lo califica como una persona que ha vivido siempre del erario público y no ha producido ni un empleo.

Así habla José Luis Barraza del líder de Morena, después de que estuvo en Chihuahua y lo acusó de corrupto, de pertenecer a la mafia del poder y de ladrón.

Chacho Barraza, quien está en la labor de juntar 200 mil firmas para su candidatura independiente a gobernador de Chihuahua, a pesar de que sólo requiere 76 mil, se oye absolutamente despreocupado de los ataques de AMLO.

Asegura que pasó por su estado sin pena ni gloria, y considera que las agresiones son para llamar la atención y tratar de jalar los reflectores.

Chacho Barraza es uno de los aspirantes independientes que buscan una gubernatura y tienen el apoyo del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco, con quien ha compartido una amistad desde hace mucho tiempo y actualmente sus experiencias políticas.

Tiene como deadline para entregar las firmas el 20 de febrero, pero asegura que hasta el momento lleva más de cien mil; es decir, 24 mil más de las que requiere.

A diferencia de muchos de los independientes, él puede afirmar con orgullo que no pertenece ni ha militado en ningún partido político y que no ha vivido del erario.

Es por ello que también deja claro que no usará ni un solo peso de la piscacha de recursos públicos que les dará la autoridad electoral. En su caso, le corresponderían 390 mil pesos.

Es uno más de los que se dicen enemigos de la partidocracia y en su camino a la gubernatura asegura que se ha ganado el apoyo de la gente que ya está harta de los partidos políticos.

Y lógicamente contará con el apoyo empresarial, fue presidente del Consejo Coordinador Empresarial y de la Coparmex.

Ha participado en spots con otros candidatos independientes, en los que también participa Jaime Rodríguez, pero ahora ya no le tocarán sólo las mieles del primer gobernador independiente, sino también los graves errores que se dieron en torno al motín de Topo Chico, que dejó 49 muertos.

ADVERTENCIA DESDE 2014
Basten sólo unos datos en la que ha sido una de las peores desgracias del país.

En 2014 el relator especial de la ONU, Juan Méndez, visitó el penal de Topo Chico y en su informe dijo que había cinco mil 185 internos en lugar de los dos mil 600 para los que tiene capacidad.

El estado no resolvió el conflicto a pesar de que el 19 de febrero de 2012 hubo un enfrentamiento entre grupos del crimen organizado por el control de penal de Apodaca, también en Nuevo León, que dejó un saldo de 44 reos muertos y 30 presos que se dieron a la fuga.

El gobierno federal empezó a construir el penal de Mina en noviembre de 2008 y casi ocho años después lleva un avance de uno por ciento, de hecho sólo la malla del terreno y los cimientos.

En el Senado de la República esta desgracia fue pretexto para la confrontación que vendrá en Puebla en la elección, pero no la de este año, sino la de 2018.

El senador panista Javier Lozano criticó con todo la actuación del gobernador de Nuevo León y dijo que se la pasa más pontificando por el país que gobernando su estado, y pidió que se renueve el contrato que se tenía con las Fuerzas Armadas para la seguridad del penal, que se acabó, por la simple razón de que se dejó pasar.

Después vino la conferencia del senador perredista Miguel Barbosa, quien también se apunta para la elección de 2018, y pidió “no actuar con mezquindad, ni venir a descalificar”, porque ésta es la primera bronca del Bronco.

Twitter:
@ginamorettc

También te puede interesar:
A educar al 'Bronco'
Derrota para Maduro
Ante todo, defensa de DH en Venezuela