Opinión

Barbosa, el senador solitario

   
1
     

       

Miguel Barbosa Huerta, coordinador del PRD, advirtió en tribuna el riesgo de que por medio de contratos y licencias se privatice la producción de hidrocarburos y se entregue a particulares la renta petrolera. (@SenadoresPRD)

Muy solo se pasea Miguel Barbosa Huerta por los pasillos del Senado. Lejos quedan sus tiempos: mandaba poner alfombra roja para los visitantes distinguidos, auspiciaba un tianguis en el patio del federalismo y ordenaba remodelar la antigua sede de Xicoténcatl para rendir su informe como presidente del Senado.

Lejos quedan también sus desplantes. Antes afirmaba: “No tengo ninguna preocupación de cuántos perredistas se vayan a Morena, porque en el PRD el tema de la esquizofrenia era en muchos ámbitos. ¿Saben de qué está hecho Morena? De los militantes radicales del PRD, de eso está lleno Morena”.

Decía “No nos importa, la militancia radical que se vaya, nos quedamos con la militancia del PRD. ¿Quién se queda en el PRD? Los perredistas”.

Sí, puede ser que no le importe que hayan renunciado al PRD los senadores Alejandro Encinas, Rabindranath Salazar, Zoé Robledo, Mario Delgado, Adolfo Romero Lainas, Adán Augusto López. Quizá no le importe que pronto se vayan Armando Ríos Piter y Fernando Mayans Canabal. Total, mientras menos senadores deba coordinar, mucho menos trabajo e igual sueldo y privilegios.

Estos senadores sólo renuncian al partido, pero se mantienen como parte de la bancada del PRD, quizá porque continúan en las presidencias de las comisiones, lo cual les implica recursos por 200 mil pesos al menos, ya que también les dan dos asesores y secretarias.

Además, entre más comisiones tenga una bancada más dinero recibe y entra de mejor manera en la distribución de plazas. Por ejemplo, Comunicación Social le corresponde al PRI, y los puestos que siguen se dividen entre PAN y PRD. Contraloría le toca al PAN y el Instituto Belisario Domínguez al PRD.

Es decir, al mantener a los senadores la bancada mantiene su fuerza de negociación al interior del Senado con priistas y panistas, mientras que los senadores en lugar de quedarse como independientes mantienen sus privilegios de perredistas: Zoé Robledo preside las comisiones de Radio, Televisión y Cinematografía y el Consejo Editorial del Senado de la República y el Espacio de Fomento a la Lectura; Adolfo Romero Lainas, la de Biblioteca y Asuntos Editoriales; Rabindranath Salazar, la de Relaciones Exteriores Europa; Fernando Mayans, la de Seguridad Social; Armando Ríos Peter, de Población y Desarrollo, y Mario Delgado, del Distrito Federal.

Adán Augusto López Hernández, dejó a su suplente, Carlos Manuel Merino, que está en la bancada del PT.

Y aunque ya renunció al grupo parlamentario del PRD, Alejandro Encinas regresó al Senado por la puerta grande, con todas las prestaciones, para ocupar cargos que pertenecen al grupo parlamentario perredista: la presidencia de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda y la secretaría de la Comisión de Puntos Constitucionales, las cuales ocupaba el pastor amarillo, Miguel Barbosa Huerta.

Es decir, serán ocho de 15 senadores en la bancada el PRD que ya no pertenecen a ese partido, situación que nos muestra su realidad y cómo va acercándose al precipicio.


CARTA A PEÑA NIETO 
César Augusto Santiago, priista de viejo cuño, invita a los militantes de ese partido a mandar una carta al presidente Peña Nieto firmada por todos para que ayude a los mexicanos a defender el patrimonio nacional, es decir, el petróleo, la electricidad.

Para él, éste es el inicio de lo que podemos hacer los mexicanos ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Creo que hay que recordarle que su partido en el gobierno es el principal responsable de la reforma energética.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
¡Ay, qué bonito es viajar!
Ruffo continúa
¿Y las pruebas, Claudio X. González?