Opinión

Barbosa, colgado de la brocha


 
Se quiera o no, la remoción de Ernesto Cordero de la coordinación de los senadores del PAN dejará colgado de la brocha al perredista Miguel Barbosa, quien tenía la intención de ir juntos -PAN-PRD- en un proyecto de iniciativa de reforma política distinto al que se negocia en el Pacto por México.
 
Cordero pactó con Barbosa impulsar la redacción de esta iniciativa, sin consultar al resto, o por lo menos no a todos, los senadores de su bancada.
 
El exsecretario de Hacienda puede, como legislador, impulsar su propia iniciativa de reforma política, es su derecho y obligación, pero ya no la respaldarán 'los 60 senadores' de ambos partidos, como había presumido la semana pasada.
 
Barbosa puede igualmente mantener la promesa de redactar en conjunto una reforma política, pero deberá entender que el nuevo coordinador de los senadores del PAN responderá a una agenda distinta a la de Cordero, por más que 24 de los 38 legisladores del albiazul le hayan hecho el vacío a Gustavo Madero en la reunión a la que convocó ayer.
 
El poder -pero sobre todo el miedo a perderlo- hará que los senadores rebeldes se cuadren ante el nuevo coordinador, que tiene facultades estatutarias para removerlos de presidencias y secretarías de comisiones.
 
Un brazo muy preciado
 
El colimense Jorge Luis Preciado fue designado por el presidente del PAN, Gustavo Madero, como el sustituto de Ernesto Cordero en la coordinación de los senadores panistas.
 
Preciado fue diputado federal, diputado local, presidente del PAN en Colima y asesor de Madero en el Comité Nacional.
 
Obviamente, Madero jugó a la segura y dejó a uno de los suyos al frente de la coordinación.
 
Y aunque tiene el poder para remover a quien juegue o intente desconocerlo, está por verse si tiene los tamaños para ejercer ese poder y enfrentar a pesos pesados como Javier Corral o Javier Lozano, o la hermana del expresidente, Luisa María Calderón.
 
A ver.
 
¿Y dónde está el secretario?
 
Como dice la canción, 'el tiempo pasaaaaaaa' y los sobrecargos de Aeroméxico y la empresa no llegan a un acuerdo en la modificación del contrato colectivo de trabajo.
 
La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), que dirige Ricardo del Valle, emplazó a huelga a la empresa por revisión del contrato colectivo de trabajo, que incluye, desde luego, un incremento salarial.
 
El plazo vence en 10 días y no se ve punto de acercamiento porque la ASSA presentó una propuesta que, según la empresa, incrementa en 100% el costo del contrato colectivo, cuando la tendencia mundial en el sector es abaratarlos.
 
Como sea, por ningún lado se ha visto a los operadores o conciliadores del secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, que ha sido, sin duda, uno de los miembros del gabinete más discretitos.
 
Ahora que tiene la oportunidad -y la obligación- de relucir, nomás no se le ve.
 
De subprocurador a procurador... del consumidor
 
Nomás no se entiende el porqué de la decisión de nombrar a Alfredo Castillo como procurador Federal del Consumidor, cuando en la PGR, como subprocurador, hacía un buen trabajo.
 
Al menos eso fue lo que se dijo públicamente, luego de que desde su posición en la PGR Castillo fuera uno de los artífices en la consignación de la profesora Elba Esther Gordillo.
 
Al menos que con el nombramiento se quiera enviar una señal de que la Profeco dejará de ser una institución de chocolate para convertirse en una auténtica procuraduría.
 
Sólo que sea por eso.