Opinión

Banxico podría actuar sin la Fed

 
1
 

 

Banxico

Todos los bancos centrales alrededor del mundo enfrentan importantes dilemas ante el complejo contexto actual. Algunos se debaten ante altas inflaciones y menor crecimiento, otros ante bajas inflaciones y crecimiento pero limitado herramental convencional y otros, con mayor espacio, tratan de conservar los diferenciales de tasas de interés y atenuar los efectos de un rebalanceo de portafolios a nivel mundial.

Nuestro banco central no está exento de dilemas; recientemente, las autoridades de Banxico llegaron a subrayar que si fuera por las consideraciones de crecimiento e inflación, la postura de política actual debería conservarse o hasta relajarse ligeramente.

No obstante, también nos han aclarado la importancia de seguir a la Fed, esto con el fin de mantener la postura monetaria relativa lo más estable posible.

De hecho, en la reunión de política monetaria de diciembre pasado, Banxico justificó un incremento de 25 puntos base sobre la tasa de fondeo al afirmar que de no efectuarse tal movimiento tras la Fed, el tipo de cambio podría mostrar un debilitamiento adicional, elevando así los riesgos inflacionarios a nivel local.

Bueno, el último mes con alta volatilidad financiera internacional ha demostrado que la Fed no es la única fuente de debilidad cambiaría ante el dólar americano.

La incertidumbre ante la desaceleración económica en emergentes en buena medida promovida por China, las propias medidas de las autoridades chinas ante su propia volatilidad bursátil y devaluaciones del Yuan, la caída en el precio del petróleo, entre otros factores; han promovido un fortalecimiento adicional del dólar.

En un contexto así, creo que la probabilidad se ha elevado de que Banxico pueda optar por alzas en la tasa de fondeo aún en ausencia de medidas similares por parte de la Fed.

Lo anterior es relevante al considerar como el flujo reciente de datos económicos en EUA, la propia volatilidad financiera y un tono más acomodaticio en el comunicado de la Fed de enero; ha llevado a las expectativas de mercado a descartar alzas por la Fed durante la primera mitad del año.

No obstante lo anterior, el peso ha mostrado una aguda depreciación en lo que va del 2016 y, sin duda, el balance de riesgos sobre la inflación no permanece inalterado.

El comunicado de política monetaria que Banxico publicará esta misma semana será clave para abrirse espacio de acción en futuras reuniones -a través de un tono más restrictivo centrado en su evaluación de los mercados financieros locales y del ajuste de su balance de riesgos inflacionarios, por ejemplo. De hacerlo, la reunión de marzo seguiría siendo una fecha clave para la política monetaria a nivel local, con una probabilidad alta de una nueva alza en la tasa de fondeo.

Twiter:@joelvirgen

También te puede interesar:

¿Qué hará la Comisión de Cambios?

Mercados no anticipan coordinación Banxico-Fed

Claves sobre el peso