Opinión

Banxico, cuando 'aburrido' es bueno

 
1
 

 

[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

Probablemente el de esta semana sea uno de los comunicados más 'aburridos' de parte de Banxico en muchos meses. Aunque en este caso 'aburrido' es bueno. Significaría que la actual coyuntura da un respiro a Banxico en cuanto a dilemas de política monetaria, aunque no creo que baje la guardia ante los múltiples frentes abiertos en materia de riesgos tanto externos como internos.

Por una parte, la cifra preliminar de crecimiento económico local durante el primer cuarto del año sorprendió favorablemente. Lo anterior podría llevar a Banxico a admitir que la actividad pudo haber acelerado respecto al último trimestre de 2015 y el balance de riesgos ha mejorado. Lo anterior se leería con un tono más optimista (neutro o hawkish) que acomodaticio.

En lo relativo a la inflación, las cifras recientes apoyarían el reconocimiento explícito de que la inflación anual continúa en niveles bajos, al tiempo que se reconocería que el componente no subyacente ha sido una de las principales razones para ello. Así, no descartaría que el balance de riesgos pudiera mantenerse, quizás no mejorar en la medida que han sido los agropecuarios los que de alguna forma han anclado a la inflación en niveles bajos por lo pronto. Esto quizá dibujaría una imagen neutra.

En lo que respecta a las consideraciones de política monetaria relativa, la aparente calma que se vive en los mercados financieros globales, cortesía de una Fed más dovish y una recuperación en el precio del petróleo, podría otorgar espacio para que Banxico reconozca las mejores condiciones financieras y cierto relajamiento en las presiones sobre el peso mexicano. Por este lado, la lectura sería quizá más acomodaticia o dovish.

Así, espero un balance más bien neutro como resultado de la contraposición de lecturas al interior del comunicado. No obstante, descarto que Banxico relaje sus referencias a riesgos latentes. En específico, creo que los riesgos de un nuevo episodio de volatilidad financiera siguen vigentes, adicional a los relacionados con presiones inflacionarias ligadas a la depreciación cambiaria.

Relacionado con lo anterior, basta recordar el potencial que la no poco probable mezcla de buenos datos de empleo en Estados Unidos, un retroceso en precios del petróleo y débiles PMI pueden tener en la volatilidad financiera global, por citar sólo un riesgo.

El autor es subdirector de Análisis de Mercados Financieros en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twiter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Favorable entorno cambiario, pero no exento de riesgos
Salida de capitales de mercados locales podría ser temporal
Moody’s y los compromisos fiscales en pie