Opinión

Bancos, ¿irresponsablemente optimistas?

 
1
 

 

Deterioro. El 63 por ciento de los consultados cree que la relación entre el presidente Enrique Peña Nieto y Trump será mala.

En las últimas semanas los principales directivos de la banca en el país parece que se han puesto de acuerdo en repetir como mantra que preferían ser “irresponsablemente optimistas” con lo que sucederá el próximo año, tras la asunción al poder de Donald Trump, a ser “irresponsablemente catastrofistas”.

Así, igual en reuniones en BBVA Bancomer que en el Foro de Bloomberg, esta frase parecía repetirse no sólo entre directivos del sector financiero sino también entre autoridades, lo cual —a decir de algunos— permite mantener expectativas de crecimiento y planes diseñados para 2017.

Tras el anuncio de Carstens la frase parecía tomar mucho más fuerza, pero 'en corto' y 'fuera de grabadoras' varios de los directivos de la banca mostraban más que asombro y preocupación por la decisión de Agustín Carstens de renunciar al Banco Central para asumir la dirección del Banco de Pagos Internacionales (BIS).

Lo positivo de la llegada del mexicano al BIS es que en nuestro país los acuerdos de Basilea han sido adoptados al pie de la letra por parte de las autoridades mexicanas. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) se ha encargado de aplicar cada uno de los cambios propuestos respecto a pedir mayor capital a los bancos, y esperan que esto se refleje en un sistema financiero más que sólido y abierto; a seguir recibiendo inversiones. Por esa parte, aseguran, son también optimistas.

A esto se suma el éxito de la Ronda 1.4, que parece podría darles la razón, ya que varios de los bancos se aprestan a ser socios importantes en el financiamiento de las grandes empresas que ganaron la licitación este lunes y que superó por mucho las expectativas de las autoridades del sector energético, por lo que afirman que “ahora son más que nunca irresponsablemente optimistas” ante lo que le puede pasar en México en los próximos dos años.

Al que llaman “vendedor de condominios”, hoy presidente electo Donald Trump, no lo ven del todo como “un peligro para México”, como sí lo es que en el país se siga sin aplicar el Estado de derecho y no se combata la corrupción.

Para los bancos, si la gente se contagia del “irresponsable catastrofismo”, como muchos analistas hoy lo mencionan, significará que se tomará menos crédito y, por ende, habrá menos ganancias en segmentos estratégicos como el consumo de las familias. Pero aun así, la Ronda 1.4 hoy les abre la puerta a un futuro más prometedor en el largo plazo, reconocieron algunos.

En general, a menos de un mes de que termine el año, el optimismo puro se mantiene en la banca mexicana, y habrá que ver si son capaces no sólo de conservarlo, sino de transmitirlo a sus millones de clientes para que sigan tomando crédito. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Los nuevos cajeros de la banca, ¿sabes por qué?
Los eventos deportivos, el mejor lugar para innovar
La última quincena en Banamex