Opinión

Bancos extranjeros
listos para invertir

Los bancos extranjeros no han dejado de seguir el desempeño de México y hoy se encuentran más interesados que nunca en visitar el país, pero principalmente ver de cerca lo que está pasando.

Un ejemplo es el banco de origen francés Natixis, que es el segundo más grande en esa nación, opera en México con una oficina de representación desde octubre de 2008 y ahora se prepara para recibir a sus principales directivos, que quieren palpar de cerca el ambiente de negocios en el país.

El banco está muy interesado en México y en Brasil, en donde opera con licencia bancaria, y ambas naciones se encuentran dentro de sus planes de estrategia, por lo que a finales de este mes, tres de tus principales directivos estarán de visita para atender clientes y reunirse con las principales autoridades en materia financiera del país. Con la oficina de representación se han enfocado a la atención de corporativos, proyectos de energía, infraestructura, pero además trabajan con proveedores de Pemex.

Hasta ahora, los banqueros galos la consideran una oficina “originadora de negocios”, por lo que la visita de Olivier Perquel, miembro del Comité de Dirección de Natixis, quien además tiene a su cargo la división de Banca de Empresas y se encarga de los financiamientos estructurados, soluciones para el mercado de capitales y de la cartera de crédito, así como de Jean-Philippe Adam y Stephane About, ambos con cargos para atender América Latina, puede abrir nuevas oportunidades de negocios para empresas y el propio banco en México.

En estos meses el interés por parte de bancos extranjeros en el país se ha incrementado. Sólo hay que recordar que Sabadell, que desde los años noventa opera con una oficina de representación, hoy se encuentra en proceso de crear una Sofom para después solicitar una licencia bancaria. Un paso a la vez.

VENDER O NO VENDER

El terreno adquirido en pleno Paseo de la Reforma hace unos años por Santander para hacer un complejo habitacional se quedó en el olvido tras la crisis en España, ya que después sugirió a su filial mexicana utilizarlo para edificar una nueva sede y salir de su Corporativo en la zona de Santa Fe, lo cual -dijeron los directivos en México- no era de su interés.

El terreno sigue en los ojos de Banorte para ser su nueva sede, aunque las negociaciones van lentas y con “estira y afloja”, ya que Santander argumenta que deben pagar lo que vale ese espacio, por lo que estrenar pronto un nuevo edificio en Paseo de la Reforma, como lo hará Bancomer, y ya lo hizo HSBC, es todavía una moneda en el aire para Banorte.

Twitter: @JLeyvaReus