Opinión

Bancomext agotará capital en septiembre

1
 

 

Bancomext

La redefinición del mandato de la banca de desarrollo, ocurrida tras la reforma financiera impulsada por el gobierno del presidente Peña, ha impuesto una prioridad inmediata en estas instituciones: prestar más y prestar ya. Esta aceleración del crédito ha sido una nueva forma de operar para estos bancos, que antes solían ser excesivamente cautelosos para cuidar su capital, en detrimento de las necesidades de financiamiento del sector que atendían. De tal suerte que si bien Banobras, Nafin o la Sociedad Hipotecaria Federal facilitaban créditos, vivían atrapados en la lógica de cuidar sus índices de capitalización y prestaban con extrema cautela. Esto cambió.

Los recursos liberados para financiar la actividad empresarial del país están dando resultados. Uno de los casos más notorios –en esta primera etapa de instrumentación de los cambios en la banca de desarrollo– lo está exhibiendo Bancomext (el Banco Nacional de Comercio Exterior), que encabeza Enrique de la Madrid, que está dedicado a fomentar a la exportación y la integración de cadenas de valor con el extranjero a través de dos instrumentos: crédito y garantías de crédito.

Pues bien, resulta que el crecimiento del crédito de Bancomext hacia el sector exportador está ocurriendo a tasas agigantadas, cumpliendo su mandato de inyectar recursos con rapidez. No obstante, al ritmo que se desplaza el dinero, el capital de este banco podría agotarse el próximo septiembre, fecha en que los 17 mil millones de pesos que respaldan los créditos otorgados este año llegarían a su límite. Es un problema feliz, que no obstante su naturaleza, impone un reto hacia el futuro dada la base cero con que se elaborará el presupuesto federal de 2016, por lo que se antoja necesaria una reasignación de recursos del gobierno hacia este banco que está facilitando la integración comercial de México con el mundo.

Bancomext está sumamente activo en una miríada de ámbitos. Acude a cualquier lugar del país para evaluar exportadores cuando los créditos solicitados rebasan tres millones de dólares, y para montos menores otorga garantías a través de la banca comercial. En adición, se apresta a coadyuvar en la integración de cadenas exportadoras, como la industria textil-vestido, donde ya observó que se puede financiar desde lo más básico (el cultivo del algodón) hasta la confección de las prendas. La industria aeroespacial también está en la mira, lo mismo que las Zonas Económicas Especiales, cuyas características de configuración podrían ser anunciadas en unas semanas.

Bancomext necesita más capital para prestar más. Yo pienso que ojalá este capital fuera extranjero (¿asiático?). Pero eso, por el momento, no está previsto en la ley.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
Una app para el bebé, o para el moribundo
ComproPago, retando a Femsa
La NASA vigila el viñedo de Ricardo