Opinión

Banca, ¿negocio de ladrillos?

 
1
 

 

banca electrónica

“Hoy la banca es más un negocio de tecnología que de ladrillos”.

La declaración es de Carlos de la Cerda, director general de Banco del Bajío, que hace casi un mes realizó una oferta pública accionaria en la Bolsa Mexicana de Valores y en los mercados internacionales.

En efecto, cada día se fortalecen las tendencias digitales en México, especialmente en el público bancarizado.

Hay un claro desarrollo de la banca electrónica y una evolución hacia nuevos esquemas a través de canales digitales.

Así lo corroboran las disposiciones emitidas ayer por el Banco de México para mejorar el servicio de transferencias de fondos vía el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI):

“A partir del 29 de diciembre de este año, los clientes de las instituciones de crédito que participan en el SPEI podrán enviar y recibir transferencias por montos de hasta ocho mil pesos las 24 horas del día, los siete días de la semana, sin importar el canal electrónico a través del cual envíen sus instrucciones para realizar las transferencias”.

En Europa ya hay bancos 100 por ciento digitales, que no tienen una sola sucursal.

La novedad es que en México ya hay bancos que están pensando en digitalizar sus operaciones con el público.

Uno de ellos es BanBajío, que cuenta con 295 sucursales distribuidas en las regiones donde opera, principalmente en el Bajío, centro y occidente del país.

“Sentimos que la red que hoy tenemos ya está muy cerca de nuestros requerimientos en materia de infraestructura de sucursales”, dijo recientemente De la Cerda.

Este banco guanajuatense es el octavo más grande de México en captación y colocación crediticia, y el séptimo en financiamiento al sector empresarial.

La banca digital ha venido desplazando en buena medida la ‘transaccionalidad’ que tradicionalmente hacían las sucursales, que sin embargo siguen siendo el principal canal de contacto con los bancos.

BanBajío tiene 273 mil clientes de banca por internet y 128 mil en banca móvil, lo que suma más de 400 mil usuarios en banca electrónica.

“El reto es que en los próximos cinco años todos nuestros clientes sean usuarios de la banca electrónica”, comentó De la Cerda.

De acuerdo con el más reciente estudio Brújula Digital de Citibanamex, el crecimiento de la bancarización en México está ligado al mayor uso de internet.

El teléfono celular es el motor de la digitalización del público bancarizado en México.

El estudio consideró a la población mayor de 15 años, que vive en ciudades de más de 400 mil habitantes, de niveles socioeconómicos ABCD.

Señala que “a pesar de que la relación de los bancarizados con sus bancos es cada vez más digital, la sucursal y el cajero automático continúan siendo los canales de contacto con la banca más utilizados” por el público.

Pero como dijo hace unos días Peter Kroll, CEO de Everis México, a este reportero: “se ha visto que los modelos disruptivos no vienen de la industria, como en los casos de Uber y Airbnb”.

Eso puede pasar en la banca para dejar de ser un ‘negocio de ladrillos’ y evolucionar hacia la digitalización ante el aumento de los usuarios de Internet, 83 por ciento de la población en 2016, según el estudio de Citibanamex. 

Opine usted: vpiz@elfinanciero.com.mx

Twitter:
@VictorPiz

También te puede interesar:
Amenaza a la competitividad fiscal
El peso vuelve a ‘estar de moda’
¿Por qué la IP quiere un consejo fiscal?