Opinión

Banamex recibe apoyo
y “fuego amigo”

El caso Oceanografía dominó parte de las conversaciones de banqueros y autoridades en la pasada Convención Bancaria, en su mayoría de apoyo a Banamex, por el presunto fraude cometido en su contra por la proveedora de Pemex.

Aunque no pareciera, dado que la rivalidad entre los bancos es importante, los directores de grandes instituciones financieras comentaban que en Citigroup “hay fuego amigo” en contra de directivos de su filial mexicana, ya que muchas de las filtraciones no tenían relación con el caso de Oceanografía.

Uno de ellos, es el que se dio a conocer la semana pasada, en donde se destacó el despido de dos empleados mexicanos -todos lo relacionaron con Oceanografía-, pero fue por operaciones en el mercado de valores.

Lo que no dijeron en Estados Unidos es que la lista de personas físicas que son sancionadas por violar leyes del mercado de valores es pública y está en la página de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Ahí aparecen los nombres de todos los empleados bursátiles que son amonestados y sancionados por incumplir la ley.

Otro “fuego amigo” fue en contra del mexicano Manuel Medina Mora, segundo a bordo en Citigroup, a quien decían lo habían castigado por este fraude reduciéndole sus bonos. Si sus ingresos sufrieron ajustes, más bien fue porque en la reforma fiscal aprobada en México se hicieron cambios que les impide deducir como antes fondos de pensiones privados, lo que significó una merma de casi 2 millones de dólares.

Incluso, en el informe enviado por Citigroup a la Securities and Exchange Commission (SEC) -lo que es la CNBV en Estados Unidos-, se destacan los logros de Medina Mora, y ahí mismo se indica que “sí puede haber ajustes en bonos e incentivos”, pero eso aún está sin definirse.

De hecho, este tema fiscal ha significado que directivos de empresas transnacionales también tuvieran que modificar lo que destinaban a su fondo de pensión, reduciendo sus aportaciones.

Si hay investigaciones por parte del FBI sobre este caso, es algo que, aseguran, todavía las autoridades estadounidenses no han confirmado a las mexicanas. Lo que sí es que la CNBV sigue dentro del banco y espera cerrar pronto esta investigación, en donde se sabrá, por fin, si además del presunto fraude que deben asumir tendrán que pagar multas, además de los empleados que participaron. Mientras tanto, la moneda está en el aire.

VIAJERO DE LUJO

Siguiendo con Oceanografía, todos destacaban el parentesco de Martín Díaz, expresidente de Caja Libertad, con el exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, pero más allá de que sean parientes, reconocen que Martín era la “oveja negra” de la familia, y entre sus excentridades es que presumía en el sector financiero que recientemente había adquirido una lujosa casa, en la ciudad de San Petersburgo, Rusia, en donde no dudan pueda estar pasando estos días difíciles.

Twitter: @JLeyvaReus