Opinión

Balance breve de indicadores anticipados
de la economía de México

La lectura de indicadores anticipados de México nos permite tener una idea de cómo pueden salir los datos que publicará el Inegi en el futuro.
Con la información que tenemos hasta el momento, podemos prever que los próximos datos de la actividad económica van a ir saliendo más altos que los datos publicados recientemente de agosto, que resultaron ser toda una decepción. México creció 1.3 por ciento anual en el octavo mes del año, un crecimiento raquítico.

A continuación resumimos los resultados de los indicadores oportunos para septiembre y octubre. De entrada le digo que todavía vemos señales muy encontradas entre el sector externo y el mercado interno, pero los datos próximos pueden ir saliendo más elevados. Por una parte la base de comparación de hace un año es muy baja, y por otra el sector externo se está acelerando gracias al dinamismo de la economía de Estados Unidos y al tipo de cambio más competitivo que tenemos ahora.

Nuestro Indicador IBAM anticipado de México para septiembre nos permite pronosticar un crecimiento del IGAE de septiembre de 2.85 por ciento anual, el cual se compara favorablemente con el crecimiento del IGAE de agosto. También estamos calculando un crecimiento de la producción industrial superior a 3.0 por ciento real anual para septiembre.

Observamos una muy importante aceleración de las exportaciones no petroleras que aumentaron cerca de 12 por ciento anual, mientras que en el mercado interno se vio una contracción de alrededor de 6.9 por ciento real anual en las ventas a tiendas comparables en las cadenas asociadas a la ANTAD.

Para el PIB trimestral estamos estimando un crecimiento de 2.2 por ciento anual. Estas cifras del IGAE serán publicadas junto a los datos del PIB del tercer trimestre el próximo 21 de noviembre.

Para el mes de octubre, los indicadores anticipados más oportunos nos están dando la siguiente lectura.

Los Indicadores IMEF para octubre mejoraron, tanto en el sector manufacturero, que aumentó de 53.1 unidades a 54.8 puntos, como el indicador del rubro no manufacturero que subió de 51.8 a 52.2 unidades.

El Índice Mexicano de Confianza Económica del Instituto Mexicano de Contadores Públicos de septiembre se redujo en 0.52 por ciento respecto al índice de agosto, al descender sus dos subíndices, la percepción actual y la percepción a futuro. Sin embargo, en términos anuales se observa un incremento de 5.98 por ciento en la percepción sobre la situación vigente y de 6.40 por ciento anual en la percepción sobre el futuro de los negocios, acumulando ocho meses de tendencia positiva.

El Índice Actinver de la Economía de México correspondiente a octubre registró un incremento de 9.6 por ciento respecto al dato de septiembre y un crecimiento de 8.35 por ciento anual, respecto al mismo mes del año anterior. El índice muestra una mayor actividad económica que el mes previo, apoyada en un incremento de 15.8 por ciento anual en la producción automotriz, aunque todavía hubo una contracción mayor, de 4.9 por ciento real anual en las ventas a tiendas comparables en la cadena Walmart de México, respecto al 3.7 por ciento real anual de contracción en septiembre.

Mercado Internacional de Petróleo: La semana pasada Arabia Saudita anunció por segunda vez una reducción de sus precios, lo que provocó que el petróleo texano se fuera hasta 75 dólares por barril. El precio de la mezcla mexicana de exportación bajó hasta 73 dólares por barril. Estamos presenciando una guerra de precios.

Los árabes no están dispuestos a sacrificar participación de mercado y tiene aún costos de extracción muy reducidos, lo que los lleva a bajar los precios para limpiar al mercado de miles de productores pequeños en Estados Unidos y Canadá, aunque también se esta afectando a las grandes compañías internacionales que ante los elevados precios que prevalecieron en los últimos años realizaron inversiones en proyectos de altos costos y de bajo margen. En muchos casos ese margen se ha convertido en pérdidas a los precios actuales. Creemos que Arabia Saudita va a volver a anunciar un próximo ajuste en sus precios a principios de diciembre, y que los precios del petróleo texano van a tocar pisos cercanos a 70 dólares.

Twitter: @ErnestoOFarrill