Opinión

Bajando las barreras para los emprendedores jóvenes

25 octubre 2013 5:2

 
Richard Branson / Distribuido por The New York Times Syndicate
 
 
 
Pregunta: Tengo 17 años y debo empezar a tomar decisiones sobre mi educación universitaria. Algunas escuelas ofrecen un título de emprendedurismo, lo cual suena muy atractivo. ¿Piensa que es mejor estudiar algo más amplio para que pueda empezar mi negocio con algún conocimiento “real”?

 
— Axel Meta, España.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Respuesta: No puedo hablar de los detalles de tu situación, pero siempre les digo a todos que sigan lo que les interesa, ¡y tú ya sabes lo que quieres hacer! Es estupendo que tengas la opción de asistir a una universidad que ofrezca capacitación para emprendedores; espero que esto incluya experiencia práctica y la oportunidad de relacionarte con mentores que continúen ofreciéndote consejos cuando abras tus primeras empresas.
 
 
También recomendaría que veas hacia lo que sigue después de que te gradúes. ¿Qué apoyo está disponible para los jóvenes que tienen el ímpetu y las habilidades para convertirse en emprendedores?
 
 
El financiamiento es a menudo el mayor obstáculo. Cuando mis amigos y yo lanzamos la revista Student a finales de los 60, yo me las ingenié para vender algunos anuncios y eso pagó los primeros números.
 
 
Pero mientras la revista tomaba impulso, el efectivo escaseó aún más; ahí fue cuando intervino mi madre. Meses antes, había encontrado un brazalete y lo entregó a la policía. Nadie lo reclamó y cuando empezábamos a desesperarnos un poco, la policía le regresó el brazalete. Ella lo vendió y donó las 300 libras esterlinas que obtuvo a nuestra empresa. Eso fue todo lo que se necesitó para mantenernos en marcha y en los siguientes años nos dispusimos a establecer nuestro negocio de discos de entrega por correo, nuestras tiendas de discos y el estudio de grabación.
 
 
Los emprendedores jóvenes pueden enfrentar obstáculos especialmente altos cuando se acercan a inversionistas o solicitan préstamos: regularmente tienen pocos activos, no cuentan con historial crediticio y rara vez tienen alguna experiencia de negocios que puedan mostrar. Este es un problema que necesita ser resuelto y los emprendedores establecidos necesitamos mostrar liderazgo aquí.
 
 
Tu pregunta me recuerda un enfoque que parece prometedor. Virgin Media Pioneers es una comunidad en línea que una de nuestras compañías, Virgin Media, estableció para los aspirantes a emprendedores en Gran Bretaña y a la cual yo ayudó lo más que puedo. (Ya ha sido vendida.) Para tratar de determinar qué evitaba que los jóvenes establecieran empresas, VMP realizó un sondeo en 2011 y las respuestas revelaron los temas usuales: los jóvenes aún se veían frenados por falta de apoyo y capacitación práctica, así como escasez de fondos.
 
 
Aprovechando estas conclusiones y trabajando con varios grupos y expertos en asuntos juveniles, VMP emitió un informe que pedía a las corporaciones encontrar formas tangibles de apoyar a las empresas incipientes, como abrir espacio de oficinas y ofrecer mentores a los aspirantes a emprendedores. También sugirió que el gobierno debería reconsiderar la forma en que invierte en los jóvenes
 
 
El argumento fue sencillo: ¿por qué un estudiante universitario podía pedir prestadas alrededor de 30 mil libras para obtener un título en administración pero luego pasar apuros para recaudar 5 mil libras para lanzar una empresa? VMP sugirió que el gobierno británico podía liberar enormes beneficios económicos renombrando y remodelando su Compañía de Préstamos Estudiantiles. La nueva Compañía de Inversión Juvenil pudiera continuar administrando los préstamos estudiantiles, pero también pondría préstamos a disposición de jóvenes emprendedores bajo las mismas condiciones favorables.
 
 
Esta idea repercutió en mí. Recordé mis propios apuros tras dejar la escuela: mis padres me apoyaban y mis amigos y yo nos divertimos mucho, pero esos primeros años fueron bastante desafiantes.
 
 
Alrededor de la época en que el informe fue publicado, el gobierno británico ya estaba analizando varios planes para ofrecer financiamiento y yo había estado haciendo lo que podía para instar a los legisladores a considerar en serio esas propuestas. En 2012, el gobierno formó una nueva organización sin fines de lucro llamada Compañía de Préstamos a Empresas Incipientes para ofrecer financiamiento a las nuevas empresas.
 
 
La compañía ha forjado desde entonces una red de más de 50 socios proveedores que prestan dinero a nuevas empresas en todo el país. Hasta la fecha, más de 9 mil firmas han pedido prestados más de 45 millones de libras esterlinas; una hazaña impresionante.
 
 
Esta idea debería ser reconocida por sus méritos más allá de Gran Bretaña; todos deberíamos instar a los legisladores a implementar planes similares. Financiar empresas nuevas es un desafío enorme y la solución requiere el involucramiento de los sectores público y privado.
 
Allanar el camino al emprendedurismo para nuestros mejores y más brillantes talentos beneficia a todos e impulsa a la economía, así que si usted es un líder de negocios experimentado, considere ofrecerse como voluntario como mentor u ofrecer parte de los recursos.
 
 
Y si tú eres un joven emprendedor, ¿cuál es tu mayor desafío? ¿La falta de financiamiento? ¿La dificultad para crear tu red de negocios? ¿Una combinación de ambos? ¿Piensas que un programa de préstamos para los jóvenes emprendedores funcionaría donde vives?