Opinión

Bachelet ¿desandará lo andado en Chile?

 
1
 

 

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet. (AP)

En la reinauguración de una plaza en la Universidad Nacional del Salvador, en Santiago de Chile, a la que le dieron el nombre del ex presidente Salvador Allende, la actual presidenta socialista, Michelle Bachelet, dijo que combatirá la desigualdad “como lo hubiera querido Allende”. A la fecha aumentó impuestos a las empresas y redujo apoyos a la educación privada, como una forma de reducir las desigualdades, tal como quería Allende.

Los resultados de las políticas socialistas del ex presidente Salvador Allende, de 1970 al 73, fueron una inflación de tres dígitos, de casi 1,000% y macro devaluaciones. Un déficit del 30% del PIB. La emisión de dinero aumentó en 2000%. Los controles de precios crearon escasez de alimentos y aparecieron largas colas, el mercado negro y aumentó la corrupción.

Chile con Allende sufrió una situación parecida a la que hoy vive Venezuela. El descontento de los chilenos y el colapso económico, crearon las condiciones para un lamentable golpe de Estado. Las reformas económicas a partir de la caída del gobierno de Allende, tachadas de neoliberales por la izquierda, convirtieron a Chile en el país que más aumentó el nivel de vida en América Latina en las últimas cuatro décadas. En indicadores internaciones del 2014 aparece en primer lugar en desarrollo humano, competitividad y libertad económica. En la evaluación Pisa, en primer lugar en matemáticas, lectura y ciencias.

Por sus bajos impuestos a las empresas, 20%, hasta el 2014, tuvo la inversión extranjera más alta por habitante en América latina. Sus índices de crecimiento y de aumento de salarios reales son de los más altos de la región. Algunas organizaciones consideran a Chile como el primer candidato para alcanzar la categoría de desarrollado en Iberoamérica.

Lo preocupante son las políticas socialistas de la actual Presidenta Michelle Bachelet, que ya tienen el rechazo del 68% de los chilenos. Esas políticas desandan el camino hacia el desarrollo con la excusa de reducir las desigualdades, y de continuar por el camino de Allende, los resultados serán los mismos que con Allende: empobrecimiento de la clase media y más igualdad en una mayor pobreza.

Twitter:@luispazos1

También te puede interesar:

Devaluación, ¿por qué?

Pemex y CFE, vías para saquear a México

En México, ¿hay Estado de derecho?