Opinión

¡Ay, Pinocho, no te rajes!

Ahora que anda en Nueva York, Quique dijo a empresarios gringous:

“Gracias a la política de seguridad y justicia de este gobierno, las cifras sobre criminalidad en México van a la baja (¡) y se registra una disminución en las tasas de homicidios (¡!)

¡Pst, pst, Quique, estás en Nueva York, no en Hollywood!, que es la fábrica de sueños, pero recuerda que los sueños, sueños son …

Ahora entendemos la razón!

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim) entrega hoy al Comité de Derechos del Niño de UN, en Ginebra, Suiza, el Informe alternativo sobre la situación de garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes en México.

Ahí relata:

De 2006 a mayo de este año, más de mil 750 menores han muerto en sucesos relacionados con el combate a la delincuencia, y siguen los ´daños colaterales’ en aumento.

¡Ah vaya!, recapitulan, quizá por eso la basculeada a los chiquitines del pasado 15 de septiembre, para que no vayan a oponer resistencia, o no fuera que alguno llevara escondido a la Tuta…

Justificación que peca de tonta


El subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Segob, Roberto Campa Cifrián, justificó el cacheo de niños:

“Es que cuando han sucedido experiencias muy lamentables, como en Michoacán (los granadazos), se hacen necesarias estas acciones”, dijo.

Ah. Sería bueno preguntarle a Rober si opinaría lo mismo si a sus hijos, hermanos o sobrinos los hubieran cacheado, como él dice. Eso fue una perversión.

Rica en minerales (venenosos, pero minerales)

Que los recientes derrames de contaminantes, no representan un riesgo para la salud de los habitantes de la región, aseguró Alfonso Navarrete Prida, comisionado presidencial para atender la emergencia en el río Sonora.

Acompañado del gober despresado –las lluvias de Odile arrasaron con la represa y desprestigiado--Guillermo Padrés y funcionarios de los siete municipios afectados por el derrame de 49 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico, sostuvo que la mayor parte de los recientes derrames, si bien tiñeron de color naranja los ríos Sonora y San Pedro, “estaban integrados principalmente por agua de las intensas lluvias, junto con bajas concentraciones de algunos metales, como fierro”.

¡Oh sí!, comprenden. Seguramente Poncho dice: “poco veneno no mata”, él, por las dudas, prefiere el agua embotellada…

Lo que ha de haber dicho el Zócalo capitalino


La Plaza de la Constitución lució vacía de autos. Trabajadores, turistas y compradores no salían del asombro y aprovecharon para caminar, andar en bicicleta y tomar fotos para el recuerdo, porque difícilmente volveremos a tener esta oportunidad, dijeron.

Como parte de la conmemoración del Día Mundial sin Auto, policías restringieron el paso de vehículos, y no se registraron problemas de tránsito en las calles aledañas al circuito, utilizadas como vialidades alternas.

Metro, Trolebús y Metrobús presentaron mayor demanda e iban al máximo de su capacidad, lo que provocó aglomeraciones en estaciones y parabuses, mientras estaciones del sistema Ecobici se encontraban vacías.

¡Me gusta!, dijo el Zócalo, ¡y no esa reciente violación tumultuaria de carros último modelo…!