Opinión

Aviso de privacidad: un instrumento clave
en la protección de los datos personales

 
1
 

 

Datos personales

En casi cualquier entorno de interacción social se usan datos personales al contratar servicios, realizar compras, o bien, al efectuar gestiones y trámites ante instituciones gubernamentales; según la Encuesta Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales 2016 (ENAID), levantada por el Inegi, el 95.9% de los mexicanos los han otorgado a alguna instancia, pública o privada, lo que habla de un flujo constante de información de los individuos que se incrementa significativamente con el uso de las nuevas tecnologías, pues potencian su transmisión en grandes cantidades, haciendo que su confidencialidad, autenticidad e integridad puedan quedar expuestas y poner en riesgo la intimidad.

Sobre lo íntimo, la Suprema Corte de nuestro país ha dicho que es aquello que se asocia con esferas de la vida privada que buscan reservarse de la acción y conocimiento de los demás, lo que tiene por objeto garantizar la autodeterminación informativa, es decir, la posibilidad de elegir qué datos pueden ser difundidos, cuáles no, y designar quién y bajo qué condiciones los utiliza.

En esa medida, el aviso de privacidad, es un instrumento previsto en el marco jurídico de la protección de datos personales que sirve para garantizar la legitimidad de la captación, resguardo y uso de información de las personas. A través de él, sus titulares conocen la información que es colectada, el fundamento legal y la finalidad, además de los procedimientos para ejercer los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición, así como la identidad y domicilio del responsable que los recaba.

De igual forma, en el aviso se establecen los medios para otorgar el consentimiento acerca del uso o tratamiento de los datos, que puede ser de manera verbal, escrita, por medios tecnológicos, o bien, de forma tácita cuando no hay oposición a lo señalado en el documento.

De esta forma, se garantiza que la decisión de otorgar información personal se caracterice por ser libre, lo que implica descartar cualquier error o coacción; específica, pues la aceptación debe ser sobre finalidades concretas y no de generalidades; e informada, a partir del conocimiento de los alcances en el manejo de datos.

El aviso es de tal importancia para la vigencia del derecho a la protección de los datos, que carecer de él e, incluso, su puesta a disposición incompleta, constituyen una infracción a la ley, que cuando acontece da paso a la intervención del INAI.

Por ejemplo, en el sector público, se han atendido incumplimientos en temas de salud, migración, registro poblacional y asuntos testamentarios; mientras que en el sector privado se imputaron responsabilidades a empresas o negocios de los ramos farmacéutico, deportivo, sanitario y financiero, lo que dio paso a la imposición de multas que suman poco más de 10.5 millones de pesos.

Es necesario advertir que el aviso de privacidad no es un simple formalismo que deben cumplir las instancias públicas y los particulares que capten información de las personas, sino que es un instrumento que sustenta la vigencia del derecho fundamental a la protección de datos, que en esa calidad requiere no solamente ser elaborado y exhibido en todos los espacios en que se impliquen transacciones informativas, sino que debe ser conocido y comprendido por todas las personas al momento de decidir la entrega de algo tan valioso como son los rasgos que se relacionan con su individualidad.

En un contexto en que los aspectos financieros, de preferencias, de salud e ideológicos se han convertido en activos para la generación de inteligencia de negocios y esquemas de comercialización, el aviso de privacidad se constituye en un poderoso mecanismo de apoyo para la protección de los datos, al propiciar la reflexión y comprensión sobre los alcances de otorgar acceso a elementos informativos personales, lo que coadyuva a reducir las posibilidades de una injerencia indebida en la vida de los individuos.

Así, una forma efectiva de incidir positivamente en la protección de nuestro espacio personal, es leer y entender los avisos de privacidad asociados a los diferentes procesos que se tienen con instituciones gubernamentales y privadas en la vida cotidiana.

*La autora es comisionada del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

También te puede interesar:
​Protección de datos en la nube
Consejo Consultivo en el INAI: a un paso de su fundación
​El compromiso por la igualdad de género en el plano laboral