Opinión

Autos, verificación y sentido común

  
1
  

   

verificación

El gobierno federal está a punto de imponer a los ciudadanos un nuevo proceso de verificación vehicular que, prometen sin argumentos ni deliberación, nos librará de las contingencias ambientales.

Yo no sé de autos. Pero con un poco de sentido común sí sé que un auto 2015 difícilmente contaminará más que uno de modelo 2016. A pesar de ello, éste podrá exentar cuatro años la verificación, mientras que el que apenas está cumpliendo doce meses de uso será sometido a un régimen distinto.

Como de intuiciones no vive uno, y reiterando que de autos no sé, la joven reportera Diana Higareda se encargó de llamar, a petición mía, a varias agencias de autos para despejar algunas dudas.

En las agencias, Diana hizo estas preguntas:

¿Entre los modelos más comunes cambiaron sustancialmente los motores de 2014 a 2015, y de 2015 a 2016?

¿Un auto de 2015 contamina más que un auto de 2016 del mismo modelo?

Según un reporte de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores, entre los autos más vendidos de enero a mayo 2016 se encuentran los modelos Vento y Nuevo Jetta de Volkswagen; Tsuru, March y Versa de Nissan; Aveo y Spark, de General Motors. Camry y Prius, de Toyota.

En Nissan, Alejandro Ruvalcaba habló sobre el Tsuru y March. Dijo que esos modelos han mantenido la misma línea de producción desde 2014, por lo que el consumo de combustible y las emisiones contaminantes son las mismas.

En Volkswagen, Brandon Lara, explicó que el Jetta modelo 2016 sigue el mismo margen del rendimiento de combustible que sus hermanos de años anteriores. Agregó que en el Vento hay un poco de más rendimiento que en el Jetta. Y que en todo caso los motores son los mismos de 2014 a acá y que las emisiones y gasto de gasolina no difieren del 2015 al 2016.

Jesús Benavides, de la Toyota, dijo que ni Yaris, ni Corolla cambiaron sustancialmente los motores entre 2014 y 2016. “Son el mismo motor el que se maneja desde 2014 hasta 2016 en esos modelos. Se genera el mismo consumo de combustible”.

Efraín Díaz, de la Honda, explicó que la ventaja de esa marca es que los autos tienen un sistema llamado Ecoasis que permite ahorrar gasolina cuando el auto no necesita mucha potencia, por ejemplo cuando hay mucho tráfico. Este sistema Ecoasis lo tienen los autos como Fit, Civic, Accord, CR-V, entre otros, incluso los de años anteriores, por lo que no hay grandes cambios en cuestión de rendimiento o ahorro de combustible ni emisiones, lo único que ha cambiado sustancialmente es el diseño de algunos autos.

Finalmente, Leticia Navarro, de la Chevrolet, dijo que en Spark la línea de ensamblaje de años anteriores es la misma de ahora, que los autos tienen el mismo motor y las emisiones contaminantes, así como el gasto de gasolina es lo mismo en los autos de 2014 a 2016.

Esta no es una queja pequeñoburguesa. Es una mínima demostración, reporteril y aleatoria, de que en el tema de las contingencias ambientales nos imponen sus reales funcionarios de un gobierno federal que son incapaces de derrotar dudas surgidas del más elemental sentido común.

¿Por qué un modelo 2015 no puede tener ventajas a las de uno 2016? Sabe. ¿Por qué pueden imponer estas medidas sin mayor debate? Porque le tienen tomada la medida (no que les costara mucho trabajo) a Miguel Ángel Mancera, y porque los legisladores (nuestros supuestos representantes) de la capital también viven lejanos a la realidad del sentido común.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
PGR, Etesa y la CNTE: mí-no-comprende
​Palos de ciego de un gobierno sin legitimidad
​Guanajuato, fraudes legales