Opinión

Autorretrato de un gran desconocido

1
    

    

Héctor Serrano

Imaginen que un secretario de Gobernación (el actual, Miguel Ángel Osorio Chong, u otro) declara en una entrevista de prensa lo siguiente: “no se meten conmigo, no me meto con nadie. Se meten conmigo, tendrán respuesta sin duda, sin duda, ¡sin duda!”.

¿Sería medio raro leer eso, no? Uno piensa que ese cargo está para apagar fuegos, para conciliar, para resolver problemas antes que para hacer veladas amenazas. En pocas palabras, para garantizar la gobernabilidad. Pues esa singular declaración, entre otras, fue hecha por un secretario de gobierno –que es la versión local de lo que a nivel federal es el despacho de Bucareli.

Esas palabras pertenecen a Héctor Serrano, secretario de Gobierno del Distrito Federal, cargo que ha ocupado desde finales de la gestión de Marcelo Ebrard.

En la naciente revista La Capital, el reportero Hugo Corzo logra que Serrano pinte su autorretrato con declaraciones en las que el funcionario, además, medio destapa a su jefe para 2018 al decir que entre ser él mismo candidato en ese año a la jefatura de Gobierno o ser jefe de campaña de Mancera “de una vez lo digo: coordinador de campaña de mi jefe, ¡de una vez lo digo!”.

Conviene recuperar parte de esa charla:

–¿Quiénes son sus adversarios?
–Hay muchos.
–¿Aquí mismo?
–Claro, siempre hay alguien que puede anhelar incluso lo que tú has construido.
–¿Los ubica?
–Perfectamente. Obviamente no te los diré porque la mejor defensa que tengo es saber quiénes son y que ellos crean que yo no sé.
–Afuera lo califican como duro. ¿Lo es?
–Soy muy estricto. Para alcanzar la excelencia tienes que serlo.
–¿De veras no le tienen miedo?
–Yo les he dicho: no soy dejado. No se meten conmigo, no me meto con nadie. Se meten conmigo, tendrán respuesta sin duda, sin duda, ¡sin duda!

Hasta ahí el material periodístico de Hugo Corzo… y hasta ahí parte del mundo de la política, según la apreciación que del mismo tiene Serrano.
Es interesante que esta nueva publicación, La Capital, debute con una entrevista a Serrano, el número dos de la administración local. Porque estamos ante uno de los políticos más importantes del Distrito Federal, pero no necesariamente ante uno de los más conocidos.

Ni siquiera supimos más de él luego de que en noviembre pasado, y durante prácticamente tres semanas, Serrano sustituyera en sus labores a Mancera, quien como se sabe tuvo que reposar tras sufrir complicaciones de una operación cardiaca el 31 de octubre.

El estatuto de gobierno del Distrito Federal es claro en especificar que en “caso de falta temporal que no exceda de treinta días naturales, el secretario de Gobierno en funciones se encargará del despacho de los asuntos de la Administración Pública del Distrito Federal por el tiempo que dure dicha falta”.

En corto, varios funcionarios capitalinos hablan de la mano pesada de Serrano. De que concentra demasiadas funciones, de que Mancera le delega demasiado, de que se mete de más en el PRD. Su peso es tal, que incluso su secretaria privada, María Teresa García Ramos, será candidata a una diputación local.

¿Quién es realmente Serrano y qué papel juega en la vida capitalina? Todavía no lo sabemos bien a bien. Pero gracias a Hugo Corzo, ya tenemos algunos trazos de su perfil, surgidos ni más ni menos que de la propia boca del secretario de Gobierno.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Medina Mora, una apuesta por el pasado
Del por qué luego nadie les cree
Un voto (es un decir) por Carmen Salinas