Opinión

Autores emergentes: Festival de la Joven Dramaturgia

10 febrero 2014 4:57 Última actualización 16 julio 2013 6:10

 
 
 
Fernando de Ita
 
 
El 28 de enero de 1979 Brenda Ann Spencer, una chica de 16 años de San Diego, California, tomó su rifle Ruger 10/22 semiautomático y mira telescópica, más 500 balas, y comenzó a disparar en contra del personal y los alumnos de su escuela, la Cleveland Elementary School, matando a dos personas e hiriendo a 11 chamacos. Cuando se le terminaron las balas se rindió y ya en la comisaría, ante el interrogatorio del porqué había cometido tal insensatez, respondió:

—I don’t like mondays.
 
 
Pinches lunes, el texto basado en este episodio sangriento, de la escritora vasca Aixa de la Cruz, será uno de los ocho “montajes en proceso” que se presentarán, a partir de hoy —y hasta el sábdo 20 de julio—, en el XI Festival de Joven Dramaturgia en la ciudad de Querétaro. De nueva cuenta, el Museo de la Ciudad será la vitrina de los noveles dramaturgos de lengua española, porque además de las ocho escenificaciones mencionadas se darán a conocer ocho textos más de “autores emergentes” que comienzan a probar su pluma en el vasto universo de la dramática mexicana.
 
 
El Festival se inaugura hoy —a las 20:00 horas— con Cuerpo caído, de Alejandro Román, pieza ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera 2013. Caso curioso el de esta autor dramático del estado de Morelos porque es uno de los dramaturgos que más premios ha ganado en lo que va del siglo y el que menos montajes tiene de sus obras.
 
 

Este encuentro se ha distinguido por sus talleres escriturales impartidos por algunos de los autores más reconocidos de Iberoamérica. En esta ocasión conoceremos al relevo de los maestros del drama latinoamericano, porque estarán en el aula dos jóvenes que ya brillan con luz propia en sus respectivos países y más allá de sus fronteras: Flavio González Melo, de Cuba, y Diego Aramburo, de Bolivia. El primero ha sido premiado, publicado y llevado a escena en Cuba, España y Estados Unidos, y el segundo, como autor, director, actor y gestor teatral ha sido considerado uno de los jóvenes creadores más sobresalientes de la cultura boliviana.
 
 

Once años forman 132 meses y cuatro mil 15 días en los que Legom y Édgar Chías, los convocantes de esta reunión anual, han dejado atrás sus 35 años (fecha oficial para dejar de ser joven) con la satisfacción de haber sido puntos de partida para la dramática mexicana del siglo XXI. Por ello será útil apreciar las influencias y los avances de los novísimos autores. ¿Cuáles son los temas de las nuevas generaciones, cuáles sus visiones del mundo, cuáles sus preguntas, cuáles sus soluciones dramáticas? Es tiempo de hacer un corte de caja.
 
 

Completan los talleres del festival la actriz y directora brasileña Clarissa Malheiros y el productor chileno Sebastían Sánchez.