Opinión

Autodefensas en el DF

Ya se sabe, ya se supo que “Papá Pitufo” no formará parte del elenco que hoy desplegarán en el Distrito Federal las figuras de los grupos de autodefensas michoacanas.

Estalisnao Beltrán, hoy convertido en el principal interlocutor entre los grupos civiles armados y las fuerzas federales, no se quitará el uniforme de fuerza rural. Dicen.

A poco más de un año de una meteórica carrera, desde la aparición formal de las autodefensas el 24 de febrero de 2013 y la desmovilización apenas el 10 de mayo de este año, el doctor Manuel Mireles Valverde –desconocido como vocero de las autodefensas–, y su mancuerna Hipólito Mora –sujeto a investigación por autoridades judiciales–, tendrán los reflectores encima pero como modelo de exportación.

La politización del tema está a la vista. El problema es que comiencen a pontificar con eso de que todos somos autodefensas.

Seguro que usted recuerda que hace algunos años la máxima era “todos somos Marcos”, y ya ve, hoy el subcomandante Marcos decidió meter a su personaje en la maleta y presentar a un nuevo personaje: Galeano.

Nomás falta que Manuel Mireles e Hipólito Mora se conviertan en el dúo dinámico de las autodefensas.

Y tenga por seguro que hoy le van a zumbar los oídos al comisionado Alfredo Castillo.

Madrileños

Sienten el temblor y no se hincan. Qué les costaba a los senadores esperarse unos días hasta terminar su trabajo, antes de envolverse en el escándalo que representó viajar a Madrid y pasarse todo el tiempo justificándose.

Los senadores que hicieron maletas y se fueron a Madrid a conmemorar los 100 años de Octavio Paz, ahí dejaron para luego los temas de las reformas.

Bueno, seguramente van a decir que un buen viaje a Madrid a nadie se le niega.

Falta saber, quién pompó, quién pagó. Porque seguro se fueron en primera clase y los viáticos no eran para comerse unas cuantas tapas y beberse una caña. ¿O sí?