Elecciones del sindicato petrolero, la otra cara
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Elecciones del sindicato petrolero, la otra cara

COMPARTIR

···

Elecciones del sindicato petrolero, la otra cara

07/11/2018
Actualización 07/11/2018 - 11:37

Luis Rafael Castro Zapata es ingeniero en sistemas y trabaja en Pemex desde hace 26 años el área de Tecnologías de la Información en Coatzacoalcos, pertenece a la modesta sección 31 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Semanas antes de la elección del 31 de octubre se apersonó diario en las oficinas de la sección que le corresponde para pedir informes, pues dice, sus compañeros trabajadores lo animaron a buscar la dirigencia que por 18 años ha estado en manos de Edith Carrillo y sus allegados; sin embargo, le negaban el acceso.

Una vez que publicaron la convocatoria el 11 de octubre pasado, inició el proceso para contender en las primeras elecciones “libres y secretas” que prometió el sindicato; junto con su equipo llenaron los formatos correspondientes, e intentaron registrar la “planilla guinda”, pero, la sección 31 consideró que no era una buena idea aceptar el registro argumentando que uno de sus compañeros es "drogadicto", pues consume medicamento controlado que le prescribe un especialista, mientras que señalaron a otro como acosador sexual, sin probar dichas acusaciones.

Una vez esgrimidos los argumentos, y al filo del cierre del registro, que para el caso de esta sección fue el 30 de octubre a las 16:00 horas, se les dijo que no sería posible registrar la planilla “guinda”, pues ese color está relacionado con Morena, el partido que en días tomará el poder en el país.

Fue entonces que Luis y los miembros de su planilla procedieron a cambiar los formatos para registrar una planilla roja, pero lograron entrar a las oficinas hasta las 16:17 horas. El registro había concluido.

Este martes, el sindicato que encabeza Carlos Romero Deschamps publicó un desplegado en EL Financiero presumiendo que en las 36 secciones del país se habían registrado un total de 70 planillas.

Argumenta además que todo el procedimiento fue vigilado por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y externa su reconocimiento a Olga Sánchez Cordero y a Rocío Nahle “quienes expresaron su convicción de que en democracia lo que importa es la expresión libre de la voluntad de los Trabajadores”.

Luis Castro niega militar en Morena o tener alguna aspiración política, pero reconoce que en julio votó por López Obrador y dice formar parte del Movimiento de Regeneración Nacional Obrera Sindical (Morenos), impulsado por el abogado Óscar Solórzano desde Oaxaca, logrando integrar a los disidentes de cada una de las 36 secciones, respaldados por el senador Salomón Jara, a quien el propio Ricardo Monreal, líder del Senado, encargó que atendiera los temas concernientes al sindicato petrolero.

“Nosotros ansiamos que se equivoquen para que nos manden a tribunales, porque a partir del 1 de diciembre habrán tribunales libres y no a favor de los dirigentes y de esta clase corrupta”, dijo Solórzano sobre las elecciones sindicales en una entrevista publicada el 10 de octubre por Olmeca Multimedios.

Y así será, pues al menos en lo que toca a la sección 31 del sindicato petrolero, ya alistan la impugnación que será presentada la siguiente semana ante las instancias correspondientes, dice Castro, documentando las irregularidades en el proceso descritas de manera somera en este espacio, pero que van más allá.

No es secreto que Romero Deschamps solicitó audiencia al presidente electo durante las primeras semanas posteriores a la elección de julio pero le fue negada. Ahí, López Obrador tomó distancia y los Morenos quedaron en medio de la afrenta.

De haberlo dejado participar, ¿Luis Castro habría ganado convirtiéndose en el primer líder de la disidencia que ocupa un cargo en la organización de Romero Deschamps? No lo sabremos, pues “la apertura para la participación fue absoluta”, presume el sindicato en su desplegado.

Hace un par de semanas en una reunión de seguimiento a la transición en Pemex, me cuentan que Octavio Romero Oropeza, el próximo director de la empresa productiva del Estado, disipó dudas sobre la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, que entrará en vigor a partir de enero, y les dijo a los directivos presentes que el recorte en sueldos sí aplicaría a todas las estructuras de Pemex, por lo que nadie en la petrolera, nadie, podría ganar más de los 108 mil pesos mensuales netos que tendrá de sueldo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. ¡Glup!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.