El gran problema de Pemex después del 1 de julio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El gran problema de Pemex después del 1 de julio

COMPARTIR

···

El gran problema de Pemex después del 1 de julio

04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 8:48

El 1 de julio no sólo está en juego el futuro del país en materia política, también es el plazo que tiene Pemex para que diferentes contratos de operación que no han sido extendidos terminen, y con esto, el riesgo de sumir aún más los indicadores petroleros de este convulso año.

Un dato duro: la producción de Pemex no levanta, sólo al cierre de marzo cayó 9.0 por ciento con 1.837 millones de barriles diarios, y Pemex Exploración y Producción se encuentra nuevamente con el agua hasta el cuello; la meta planteada por su director, Juan Javier Hinojosa Puebla, de producir 1.951 millones de barriles de crudo promedio diario anual al cierre del primer trimestre es sólo un deseo difícil de cumplir, pues la mayoría de los contratos de prestadores de servicios en pozos petroleros acaban el 30 de junio.

Todo parece indicar que a Hinojosa Puebla no le interesa dar continuidad a muchos de los contratos, pues los convenios de ampliación de plazo para los contratistas van demasiado lento. Desde que el proceso se burocratizó, tanto por la Coordinación de Procura y Abastecimiento, como por el Grupo de Trabajo de Opinión de Convenios, el tiempo en formalizar un convenio es alrededor de tres meses. Requerirían una difícil precisión milimétrica para que los convenios queden formalizados días antes de las elecciones.

Ante este panorama, Hinojosa Puebla analiza lanzar nuevas contrataciones, con lo que va avanzado el año, es una apuesta sumamente peligrosa pues un proceso de licitación se lleva de seis a ocho meses en el mejor de los casos, lo que ya sería tarde para atender las necesidades inmediatas que tienen las áreas operativas. Más aún, muchas de las últimas licitaciones de Pemex han resultado desastrosas, pues han sido adjudicados contratos a empresas sin experiencia, sin equipo y sin capacidad técnica.

Además, la estrategia con tintes de fracaso de Hinojosa Puebla tiene cautivos recursos económicos que son requeridos en los pozos terrestres y marinos para que continúe la producción de petróleo y gas. Del 19 al 23 de marzo se llevó a cabo la reunión del adecuado presupuestal número dos en la ciudad de Villahermosa, Tabasco, dirigida por Cintya Karina Carranza Torres, coordinadora de Gestión Presupuestal, y José Luis Uribe Sánchez, gerente de Programación y Evaluación Operativa, en la que se evidenció que existen recursos presupuestales atrapados en iniciativas de contratación que nunca llegaron, ni llegarán, gracias a la burocrática Dirección Operativa de Procura y Abastecimiento.

Las diferentes áreas que tiene a su cargo la administración de contratos como la Gerencia de Servicios de Intervenciones a Pozos, y las subdirecciones de Producción de Bloques Norte, Sur y Aguas Someras, así como de los diferentes activos de la Región Sur como Samaria Luna, Bellota Jujo, Cinco Presidentes y Macuspana Muspac; y de la Región Norte: Poza Rica, Veracruz y Burgos, están buscando como alternativa la ampliación a contratos vigentes, opción más viable para mantener sus compromisos de producción; sin embargo, Hinojosa Puebla se opone sin mayor reparo a ampliarlos, con excepción de los que son de su interés y de Carranza Torres.

El futuro de Pemex va más allá del 1 de julio y por el momento nada tiene que ver con las elecciones, pues se tiene a la mano soluciones prácticas, que de corto plazo aliviarían los indicadores petroleros que, como algunos candidatos en las encuestas, van en picada.

El sector energético representado en la Iniciativa México con Energía, integrada por las diferentes asociaciones de petroleras, de distribuidores y transportistas de gas natural, por los eólicos, solares, el Comexi y la Asociación Mexicana de Energía, se reunirá a finales de este mes con el puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, a quien intentarán, dicen ellos, “hacerle entender las bondades del sector energético privado en el país”. Es una reunión muy esperada por ambos bandos y ha levantado muchas expectativas. ¿Por fin limarán asperezas?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.