Opinión

Atentados en Europa, ¿lógicos o monetarios?

 
1
 

 

Bruselas. (Reuters)

Los atentados del día de ayer en Bruselas, con un saldo lamentable en número de muertos y heridos, es una continuación de una guerra iniciada por el Estado Islámico en contra de la civilización y principios culturales de occidente. La razón de algunos países para tomar el islam como una bandera de lucha se remonta a muchos años atrás, a decir de algunos, a partir de la reconquista de España con la expulsión morisca en el año mil cuatrocientos noventa y dos.

A diferencia de lo que pasaba con la civilización árabe -que permitía la libertad religiosa en los territorios conquistados- el fanatismo católico español no sólo hizo la expulsión física de los árabes de la península sino que además prohibió cualquier otro tipo de religión en sus dominios, que no fuera la religión católica.

Así se llegó al descubrimiento de América y posterior conquista, basados principalmente en la imposición de la religión a las civilizaciones y culturas americanas conquistadas. Los episodios de crueldad y barbarie cometidos por los conquistadores en los territorios descubiertos son comparables a lo que acontece actualmente con los atentados del Estado Islámico en Europa. Muerte, intolerancia, imposición contra voluntad, y otro tipo de conductas que se condenan, fueron impulsadas por los europeos durante la toma de México y el resto de América Latina. Sin embargo, a decir de algunos investigadores, el verdadero surgimiento de la identidad árabe en su connotación religiosa, se dio a partir de la descolonización de los territorios africanos y en el medio oriente durante el siglo XX.

La diversidad culturas de los países árabes hacía difícil una unidad para luchas contra la colonización europea. Es por ello que encontraron en la religión una fuente de unidad para todos ellos y por ende, una bandera de lucha que les dio identidad y solidaridad frente al enemigo externo.

Sin embargo, parece ser que esa postura se arraigó de tal manera que trascendió a la etapa de la descolonización y actualmente, persiste como una bandera para la lucha árabe. ¿Qué debe hacer el mundo occidental?

En primer lugar, es importante entender que no se llevan a cabo las estrategias de actos terroristas únicamente por la defensa de una identidad –sin negar que pueden existir algunos de ellos que si tengan dicho fin- sino encontrar lo que se encuentra detrás de estas acciones reprobables. Tal y como la conquista de América requirió de grandes recursos económicos, también se requiere de una logística muy costosa para la instrumentación de los actos terroristas contra objetivos occidentales.

¿De dónde vienen los recursos y cuál es la rentabilidad de tales atentados? ¿Existen objetivos económicos en un contexto global como finalidad de estas acciones? Es probable que sí, de otro modo difícilmente se entendería una inversión tan cuantiosa sólo con la intención de asesinar por el gusto de hacerlo. Se ha documentado que los terroristas que ejecutan los atentados son en realidad personas excluidas, marginadas y con bajos índices de educación. Ellos tal vez realmente persigan objetivos religiosos, pero las cúpulas de los movimientos muy posiblemente tengan otro tipo de intereses.

¿Los ignorarán las grandes potencias? Parece difícil que así sea, tal vez el trasfondo sea que están disputándose los mismos objetivos y se trate de una guerra económica librada de una manera atroz. Cabe la sospecha, porque no hay que olvidar que “lo que no es lógico, es monetario” y estos anteados, distan mucho de ser lógicos…tal vez sean monetarios.

Twitter:@carlosjaviergon

También te puede interesar:

¿Será Trump la última oportunidad de Peña Nieto?

Quedar bien con Roma aunque se jodan los mexicanos

¿Quién paga por la visita papal?