Opinión

Asume COFECE su rol regulador

 
1
 

 

Cofece. (http://admin.elfinanciero.com.mx/content/edit/198240)

Luego de una época de relativa intrascendencia de la COFECO, que tuvo un valor y presencia más conceptual que práctica, todo indica que la “nueva COFECE” está imprimiendo a su actuación una intensidad inusitada, que podría llevar al regulador a ser la figura temida que facilite y promueva el cumplimiento de la ley.

Es cierto que nuestro país tiene una larga tradición de omisiones e indiferencia en torno a prácticas monopólicas que por décadas han condicionado a competidores y abusado de los consumidores, hasta el punto en el que llegamos a considerar a las empresas responsables como parte de un “paisaje de la normalidad”; era, por decir lo menos, una suerte de destino al que la fatalidad nos habría condenado.

Al final, muy probablemente como una consecuencia positiva de la apertura de nuestro mercado, muchas de las prácticas anticompetitivas arraigadas en nuestro país se han venido transformando para abrir progresivamente opciones a nuevos competidores, reduciendo las altas barreras de entrada y las injustificadas ineficiencias que solo encuentran explicación en acuerdos ilegales entre competidores.

Sin embargo, hasta ahora los cambios pasan más por las inercias propias de la apertura y de reformas legales en diversos sectores, que por la influencia que el órgano regulador pudiera haber ejercido en modificar las conductas de las empresas dominantes. Este es claramente el momento en el que la Comisión puede aparecer en escena con el rol protagónico, y la recién iniciada investigación a la industria farmacéutica ofrece el guion perfecto para desarrollarlo.

Por muchas razones, la industria de los medicamentos conforma un sector particularmente sensible y visible a este tipo de expedientes, por lo que los resultados habrán de conformar una muestra magnificada de los nuevos poderes de la COFECE. Esta condición de ninguna manera debe conducir a cacerías de brujas que pretendan imponer sanciones cuando los supuestos de ley no se satisfagan puntualmente.

De hecho, la investigación formalmente iniciada por COFECE se deriva ya de un monitoreo del mercado farmacéutico por más de dos años, que ha conducido a indicios de prácticas colusivas para acordar precios entre competidores o alterar artificialmente la oferta y demanda. Uno de los elementos objetivos tomados en cuenta es el incremento de los precios de medicinas en los últimos años por encima del índice de precios al consumidor, y el hecho de que existan proveedores exclusivos de múltiples fármacos que carecen ya de patente. No hay que olvidar que la OCDE calcula que las prácticas monopólicas se reflejan en 30% en aumentos de precios al consumidor final.

Por todos los ingredientes relatados, podemos e efecto decir que la COFECE está ante una gran prueba, posiblemente la mayor desde su fundación, y que las grandes expectativas puestas en su desempeño deberán justificarse a través de un procedimiento transparente, expedito e irreprochablemente legal.

También te puede interesar:

Piratería, la mala noticia

Extraordinario litigio de patentes de método genético

Aumentan prácticas de “evergreening“ en el mercado farmacéutico nacional